10 maneras de involucrarte en tu comunidad

Harmonía / 2016-09-19

Últimamente todos hablamos de la importancia de rescatar la comunidad, de la importancia de los vínculos con nuestro entorno y de hacer más por las personas que nos rodean. Pero hablar del valor del trabajo comunitario, aunque es importante para ponerlo en el mapa, no es hacer trabajo comunitario. Es muy sencillo publicar que debemos involucrarnos porque sólo nos toma medio minuto, pero involucrarse de verdad es un esfuerzo que muy pocas personas tienen el tiempo o la disposición de afrontar.

 

Estas son diez maneras en las que puedes comenzar a establecer lazos con tu comunidad y crear redes de apoyo que muy probablemente inspiren a otros a unirse:

 

1. Asiste a las asambleas de vecinos. Entérate de cuáles son las necesidades y las iniciativas vecinales del lugar en el que vives. Participa de la discusión y de la toma de decisiones. Además, procura conocer la historia de tu colonio o barrio y los nombres de sus parques y monumentos.

 

2. Conoce a las autoridades de tu comunidad. ¿Sabes el nombre del diputado/congresista de tu distrito? ¿Conoces sus propuestas y la agenda que está impulsando? ¡Infórmate!

 

3. Preséntante con tus vecinos. Hoy muchas personas prefieren mirar hacia otro lado que saludar a sus vecinos y ni siquiera saben cómo se llaman. Restablece los vínculos comunitarios con un acto tan simple como decir "Hola".

 

4.  Únete a las actividades de tu comunidad. Participa en las colectas, recolección de basura, campañas de mejoramiento, etc. No seas el vecino que mira por la ventana. Sal y conecta con la gente.

 

5. Sé voluntario. Una vez que hayas identificado las necesidades de tu comunidad, participa como voluntario para suplirlas. Ayuda a pintar las fachadas, arreglar los jardines, presionar a las autoridades para mejorar el alumbrado y tapar los baches, etc.

 

6. Inicia un huerto comunitario. Esta es una de las mejores formas de crear lazos entre las personas de una comunidad y, además, plantar un huerto urbano es uno de los esfuerzos más satisfactorios y mejor recompensados.

 

7. Empápate del espíritu de las celebraciones locales. Conviértete en el vecino que siempre tiene un dulce y una sonrisa en el Día de Muertos o Halloween; dona una piñata para los niños durante las Posadas navideñas o compra una rosca para compartir el Día de Reyes.

 

8. Organiza una colecta para ayudar a las personas en situación de calle. Pide a tus vecinos que donen ropa, zapatos y cobijas en buen estado para ayudar a las personas que viven en la calle. Júntalas y entrégalas tú mismo o llévalas a algún albergue.

 

9. Consume productos locales. Prefiere comprar en los mercados o negocios de tu comunidad que en las cadenas de supermercados. Apoya al comercio local siempre que te sea posible.

 

10. Visita a los vecinos que viven solos. Si sabes de algún vecino o vecina que vive solo, visítalo al menos una vez a la semana. Si se trata de una persona de la tercera edad, ofrécele ayuda para hacer sus compras o reparar cosas en su casa.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

entorno/10_senales_de_que_es_momento_de_buscar_otro_trabajo