Fortalecer los músculos del cuerpo no depende del peso que cargas para hacerlo

Harmonía / 2016-10-10

Existen muchos mitos en torno al gimnasio y el fortalecimiento del cuerpo. Entre la información que encontramos en internet, lo que nuestros amigos escucharon alguna vez decir a su entrenador, los libros sobre el tema y demás cascadas de información a las que nos enfrentamos, no es fácil distinguir lo que es real y lo que no lo es.

 

Un mito bastante popular en torno al ejercicio es que cargar pesos más pesados te hará más fuerte y musculoso, y que el peso ligero apenas y sirve para ejercitarse. Pues esta información es falsa.

 

Las personas que cargan pesos ligeros pueden tonificar su cuerpo tanto como las personas que cargan pesos mucho más pesados, lo único que importa es que su plan de entrenamiento sea el correcto.

 

El profesor de kinesiología en la Universidad McMaster de Hamilton, Stuart Phillips, explica que pensar que sólo mediante pesos pesados se puede fortalecer la musculatura provoca que muchas personas se desilusionen si no logran cargar grandes pesos (o que simplemente no lo disfruten y se aburran), y por eso dejen de intentarlo. Al observar que este fenómeno ocurría, decidió investigar junto con su equipo de expertos la posibilidad de que al cargar pesos ligeros se pueda tonificar el cuerpo igual que si se cargara mucho peso.

 

La conclusión fue positiva. Luego de investigar los efectos de cargar distintos pesos en varios tipos de entrenamiento, Stuart Phillips y su equipo concluyeron que es igual de eficiente ejercitarse con peso ligero que pesado. Lo que es realmente importante para fortalecer los músculos, más allá del peso que se cargue, es la manera en que se ejercita. Por ejemplo, series de 25 repeticiones de peso ligero son tan efectivas como cargar una sola vez un peso pesado. Y es que el músculo se activa, se fatiga, y se fortalece de forma similar en ambos casos. Mientras exista constancia, el peso no será un factor determinante de la tonificación del músculo.

 

Desde el 2010 su laboratorio ha publicado múltiples estudios en donde los voluntarios se dividen en dos grupos: los que cargan por un tiempo pesos pesados, y los que cargan ligeros. Para afinar los resultados de su investigación, ha trabajado tanto con gente que inicia por primera vez un entrenamiento de levantamiento de pesas como con expertos en la disciplina. En ambos casos la conclusión se mantuvo.

 

Así que no importa si prefieres cargar pesos pesados o ligeros, sino que lo hagas con constancia y conciencia. ¡Anímate a ejercitarte y cuidar tu cuerpo!

 

Sigue con Que tu cuerpo queme grasa, no músculo: los 4 mejores alimentos para antes de ejercitarte

 

Fuente: The New York Times 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar