4 propuestas de viajes de eco-voluntariado

Paulina Sánchez / 2017-12-06

Viajar no sólo es una oportunidad para conocer el mundo, sino también para cambiarlo. Puede ser una herramienta para hacer el bien a través del descubrimiento y la protección  de otras  sociedades y entornos. Asimismo, puede ser la vía para preservar el patrimonio cultural y natural de la humanidad  e, incluso, puede ser una invitación para recorrer otras latitudes mientras se practica la solidaridad y se fomenta una conciencia ecológica en otras personas. ¿Cómo? A través del eco-voluntariado.

 

Te puede interesar: Las especies en peligro de extinción no son las que te imaginabas

 

1. Viajes solidarios con elefantes en Tailandia

Una de las ramas del voluntariado es la que invita a participar en iniciativas de conservacionismo. Por ejemplo, la plataforma Tumaini ofrece el programa Viajes Solidarios con Elefantes en Tailandia. En él, los voluntarios trabajan en la protección de elefantes asiáticos, considerados una especie en peligro de extinción. Los dos motivos principales de su creciente desaparición son la caza de estos mamíferos para la utilización del marfil en artesanías ilegales y su expulsión de ciertas áreas naturales que se quieren convertir en zonas habitacionales. Para evitarlo, los voluntarios realizan un trabajo de sensibilización de la comunidad y la inmersión de la misma en un proyecto de ecoturismo. El objetivo es hacer ver a los habitantes locales que hay otras maneras de percibir ingresos que no implican la explotación de los elefantes ni su caza.

 

2. Conservación de tortugas marinas en Cabo Verde

Por otra parte, Blua es otra organización de eco-voluntariado que cuenta con un programa de Conservación de Tortugas en Cabo Verde. La población de dicha especie marina amenazada ha disminuido por varios motivos. Entre ellos, los principales son: la destrucción de sus zonas de anidación en las playas por contaminación y ocupación turística, la extracción ilegal de sus huevos y la pesca con redes de arrastre. Por ese motivo, el trabajo de los voluntarios consiste en educar a la comunidad local en temas de conservación. Asimismo, participan en patrullajes de playas para asegurar la anidación de las tortugas, etiquetan y miden ejemplares, ayudan en la excavación de nidos y la limpieza de playas, y liberan al mar a las tortuguitas recién nacidas.

 

Te puede interesar: El número de tortugas marinas está creciendo mucho

 

3. Íconos del Amazonas: jaguares, pumas, cotorros y pecaríes en Perú

En este viaje a Sudamérica realizado con Biosphere Expeditions, un equipo conformado por voluntarios de diversas partes del mundo tiene la oportunidad de trabajar con biólogos locales en el análisis, registro y estudio de animales de la jungla. A través de la realización de bases de datos en torno a la concentración y patrón de actividad de felinos, primates y aves, los viajeros se convierten en parte de un proyecto de conservación cuyo fin es mantener el paisaje natural intacto.

 

4. Surfear para ayudar en México

Waves International es una organización que cautiva a los amantes de las olas, sin importar si son surfistas novatos o expertos. A través de la aventura y los deportes acuáticos, los voluntarios se relacionan con la comunidad de Puerto Escondido, aprenden a surfear (o mejoran su nivel) y, al mismo tiempo, colaboran en actividades educativas, artísticas y ecológicas. Entre los proyectos de eco-voluntariado disponibles en este destino, los principales son la limpieza de playas, la educación ambiental, la conservación de especies marinas y el trabajo en un zoológico local.  Quizá lo más importante de este programa sea que combina el aspecto recreativo del turismo con la colaboración humanitaria. En otras palabras, promueve un principio de reciprocidad entre el viajero consciente y la comunidad receptora.

 

Te puede interesar: 3 formas de ser turista con consciencia ecológica

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: