Hoy tienes una cita contigo. 6 pasos para aprender a disfrutarte

Harmonía / 2017-05-21

¿Quieres encontrar al amor de tu vida pero no tienes idea de cómo hacerlo ni dónde buscarlo? Pues bien, es probable que, para lograrlo, antes tengas que planear una o varias citas contigo para descubrir qué te gusta, de qué eres o no capaz y cuán difícil o agradable es estar con alguien como tú.

 

La propuesta del self-date o cita con uno mismo nos permite observar con detenimiento cómo actuamos cuando salimos con alguien y, si prestamos atención, podemos descubrir qué tipo de actividades nos satisfacen más o qué nos atrevemos a probar para así buscarlo o no en una pareja en potencia. Es, además, una provocación para reconocer nuestras emociones, miedos y sentimientos sin la presión de actuar de forma un tanto construida para agradar a otro.

 

A veces, pasar tiempo con alguien que te conoce a la perfección te brinda seguridad y aprecio por tu persona y te enseña a no depender de otros para encontrar tu felicidad. A la par te ayuda a superar ciertas inseguridades, a dedicar tu energía a ti mismo y no a cuán devastado te sientas tras alguna ruptura pasada, a sanar heridas y a reconstruirte en lugares en los que quizá hayas cometido el error de depender de otros para tener aceptación.

 

Con todo lo anterior, si te decides a tener una cita contigo, sigue estos pasos para aprovecharla al máximo:

 

1. Planea actividades variadas para tu cita. Revisa horarios y establece un orden, en lugar de improvisar de último minuto. Intenta cubrir diversos intereses que tengas y opta por algo novedoso, para que te sorprendas a ti mismo.

 

2. Vístete para apantallarte. Esfuérzate por lucir bien para sentirte cómodo al presentarte frente a otras personas en un lugar público, como un restaurante. Arregla tu cabello y tu ropa, y valora tu apariencia

 

3. Una vez en tu cita, analiza tu historia y reflexiona en torno a todo aquello que debas conservar (como una lección aprendida), lo que debas dejar ir (como los avatares de una relación fallida) y lo que debas aprender de tu pasado para mejorar como persona.

 

4. No confundas la soledad con estar a solas. Tener una cita contigo requiere que estés presente en el momento, así que deja a un lado tu celular u otros distractores. Luego recuerda que la decisión de invitarte a esta cita fue tuya, así que aprovecha la falta de interacción con otros para observar tu entorno y gozar del hecho de que tú mismo te bastas para sentirte feliz en esos instantes.

 

5. Recuerda que, según los psicólogos, estar a solas ayuda a reencontrarse con uno mismo para desarrollar la creatividad, la libertad, la intimidad y la espiritualidad, características sumamente necesarias que van más allá de las habilidades sociales que constantemente nos vemos obligados a trabajar.

 

6. Prueba cosas nuevas sin temor a quedar expuesto. Una cita contigo podría ser ideal para tomar una clase de algo que siempre te haya llamado la atención, improvisar, o darte un lujo como consentirte en un spa.

 

Tener una cita contigo te otorga el poder de controlar tu destino y hacer tus sueños realidad, así que no pierdas la oportunidad de invitarte a salir pronto.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: