5 hábitos que te ayudarán a ser feliz. Parte IV: contacto con el mundo

Harmonía / 2016-09-27

La felicidad se puede convertir en un extraño concepto que nos resulta ajeno por abstracto y complicado. ¿Qué es ser feliz? ¿Mi felicidad debe ser igual a la de los demás? ¿Cómo puedo conseguir un estado de plenitud que dure para siempre? Todas estas preguntas pueden surgir en nuestra mente y hacernos sentir que el bienestar es un asunto complejo e imposible. Sin embargo, si reflexionas parte por parte en la construcción de tu propia felicidad, verás que sentirse bien es mucho más sencillo de lo que parecía. Para ello, preparamos una serie de textos que contemplan diversos ámbitos de nuestras vidas: cuerpo, mente, espíritu y ahora hablaremos del contacto con el mundo y la sociedad que nos rodea. ¿Sabes cómo puedes optimizar esta parte de tu ser? ¡No te pierdas estos cinco hábitos!

 

1. Contacta con la naturaleza y el mundo que te rodea

Viaja siempre que puedas o busca un espacio en donde tu única misión sea disfrutar del mundo que te rodea. Observar los detalles que hacen de la vida un regalo siempre vale la pena.

 

2. Haz tiempo para tus amistades y seres queridos

Parecería que el trabajo y la productividad absorben el total de nuestro tiempo, pero en realidad con unos simples ajustes de organización en nuestra agenda podríamos hacer mucho más. Recuerda hacer tiempo para tus amistades y seres queridos, compartir contribuye de manera positiva en el bienestar de la gente.

 

Te recomendamos No encontrarás un método más sencillo ni más efectivo para cumplir con tus pendientes del día

 

3. Participa en actividades culturales

Además de enriquecer a la mente y al espíritu, la cultura nos conecta con nuestro ser y con el resto del mundo. El arte nos ayuda a comprender otras visiones sobre la existencia que pueden fomentar nuestro propio bienestar y hasta sacarnos de nuestra zona de confort para probar nuevas experiencias.

 

4. Recuerda tus propias pasiones

No abandones lo que más te gusta hacer. Busca combinar las exigencias de la vida cotidiana con un tiempo para disfrutar de lo que más te gusta y genera plenitud. Ya sea caminar por un parque, escribir un cuento, ir al cine; sólo haz del placer una parte de tus actividades cotidianas.

 

5. Define tu identidad y su relación con los otros

En la medida en que tengas claro quién eres y lo que te gusta y lo que no, será más agradable relacionarse con las demás personas. Recuerda que todos pueden aportar algo nuevo a nuestro pensamiento, sólo debes estar cómodo contigo mismo.

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar