Sigue estos 4 pasos para conquistar tus miedos y vivir plenamente

Harmonía / 2016-08-10

Si estás pensando en hacer algo pero tienes miedo, no te detengas, hazlo de todas formas. Haz lo que siempre has soñado, lo que siempre has querido aunque sientas un leve temblor en la antesala de la aventura.  No dudes ni pienses de más las cosas, sólo hazlo. Para la mayoría de nosotros, el miedo es uno de los más grandes límites que enfrentamos a lo largo de la vida. Nuestros miedos nos controlan, nos invaden en un abrir y cerrar de ojos; los trasudamos inconscientemente en cantidades inmensas. Lamentablemente esto nos impide avanzar y desarrollarnos, pues el miedo nos deja siempre malas sensaciones y amargos sabores de boca y evita que vayamos en pos de los verdaderos anhelos del corazón. De hecho el miedo puede interferir con nuestra capacidad para percibirlos.  Especialmente cuando frente a la vida decimos a otros y nosotros mismos “no puedo, tengo miedo”, pero no todo está perdido, no desesperes, puedes empezar a conquistar tus miedos con estos 4 sencillos pasos. 

 

 

1. Identifica tus miedos.
La mayoría de los miedos se originan desde nuestra conciencia, ya como recuerdos pesarosos de la infancia o como momentos difíciles que nos han marcado la vida. Trata de recordar: ¿cómo se originó el miedo?, ¿desde cuándo está presente?, ¿qué lo ocasionó?, ¿el miedo te impide desarrollar una vida laboral o académica exitosa? Quizá este sea el momento indicado para enfocarte en ti mismo y reflexionar. Esta primera parte es la más importante, ya que aceptar e identificar el miedo nos generará cierta motivación que nos llevará a tratar de superarlo. 

 

2. Acepta tus miedos.
No se trata solo de aceptar que se tiene miedo, hay que aprender a entenderlo y manejarlo. Hay que tener presente que el miedo es una sensación de alerta que nos advierte sobre algún peligro, imaginario o real. Es preciso confrontar la situación.  Identifica bien las causas o situaciones que lo provocan y una vez que lo hayas hecho, trabájalo, analiza esas pequeñas situaciones y pon manos a la obra para dominarlo. También es importante que puedas adquirir cierta perspectiva con respecto a tus emociones, especialmente aquellas que resultan más problemáticas. En este sentido adoptar alguna práctica de meditación puede resultar útil. 

 

3. Escucha y replantea la historia.
Toma una bocanada de aire, tranquilízate y deja el miedo atrás. Pon atención a la historia de ese miedo, pero mírala como una película pasando frente a ti. Toma unos momentos para percibir como es que esto que te atemoriza es con frecuencia algo abstracto, terribles cosas que no han pasado. Inseguridades que no corresponden a la realidad. Evita reprocharte, es mejor que te des ánimos. Como ya lo dijimos, el miedo deviene de algún momento incomodo que sufrimos en tiempo atrás, y ahora, es justo ahora el momento indicado de que ese miedo pase a la historia. 

 

4. Repite esta frase.
"No hay nada a que temer", recuerda que el miedo ha sido fundamental para la evolución y supervivencia humana, por tanto, cada que sentimos sensaciones de miedo, es aconsejable repetirnos que no hay razón para ceder a ese miedo. De alguna manera una vez que la emoción de miedo ha dado la señal de alerta que te lleva a hacerle caso y evitar una conducta riesgosa o ha llegado como resultado de un escenario mental que nos hemos planteado, deberíamos de poder dejarla ir para entender de qué caso se trata. Por eso entender qué clase de miedo sientes y qué te intenta decir es importante. Pero eso no sucederá mientras cedes al pánico, así que primero calma un poco tu mente repitiendo esta sencilla frase. Por otro lado también hay mantras contra la ansiedad que pueden resultar una buena opción, especialmente si tu miedo proviene de una situación relacionada con el futuro. Pues eso es lo que genera la ansiedad. 

 

Una vez que hayas evaluado tus miedos siguiendo los pasos anteriores, no dejes que vuelvan a dominarte. Mantente vigilante y antento pues los miedos volverán, pero recuerda que nosotros  somos quienes decidimos y planteamos bajo que dirección se mueven nuestros pensamientos y sentimientos. ¿Sientes miedo a menudo?, ¿conoces las causas de tus miedos?


Con información de Mind Body Green 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar