Este cuadro de actividades es un gran aliado para volver a la rutina

Harmonía / 2017-10-05

Después del sismo ocurrido el 19 de septiembre, muchas personas hemos tenido conflictos para volver a la rutina, y esto es normal. Cuando vivimos un evento traumático como fue el terremoto pasado, nuestra mente entra en un estado de alerta que bloquea un poco los deseos de divertirse o distraerse, pues se comporta como si estuviera ante un peligro inminente y debiera protegerse.

 

Es por eso que todavía podemos sentir que queremos quedarnos en casa en vez de ir a trabajar o que preferimos ver una película en cama que salir a una fiesta por la noche. No te preocupes si esto te ha pasado; es parte de un proceso natural del cuerpo, que tardará un tiempo en regresar a su estado de bienestar y seguridad.

 

Sin embargo, si sientes que este proceso está afectando tu desempeño y deseas seguir con tu rutina lo antes posible, te recomendamos este sencillo ejercicio para que puedas diseñar tu día y así tener mayor claridad de lo que quieres hacer a lo largo de una jornada, y tengas metas concretas que sean más fáciles de cumplir.

 

Lo único que necesitas es establecer un horario en el que te mantendrás activo. Puede contemplar desde que te despiertas o puede iniciar cuando llegues a tu trabajo. Lo que te funcione mejor. El formato luce así:

 

ACTIVIDAD LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
9:00 AM              
12:00 PM              
4:00 PM              


Al rellenar cada espacio con el horario y el día que a ti te funcione mejor, contribuirás a tu claridad mental y podrás mejorar tu productividad, al tiempo que te ayudas a volver a la rutina. 

 

También puedes añadir un cuadro en donde especifiques si cierta actividad va a necesitar modificaciones después del temblor o si no será el caso. Te recomendamos que si sí necesitará cambios, anotes cuáles serían y cómo piensas solucionarlos. Verás que todos los conflictos que suceden después de un evento natural como este tendrán su solución. 

 

Otra opción que puedes añadir a tu itinerario es marcar cuáles de tus actividades te resultan desagradables o muy difíciles de hacer después del sismo. Una vez que las identifiques, puedes planear soluciones pertinentes para que esa labor no te haga sentir incómodo. Sólo recuerda que en un principio las emociones se sienten mucho más intensas de lo que se sentirán después, y que probablemente lograrás cumplir con todas tus responsabilidades sin mayor dificultad en un breve periodo de tiempo.

 

Date tiempo de reconocer cómo te sientes y cómo esas emociones pueden afectar tu rutina. Hazlo desde la compasión hacia ti mismo y tus propios pensamientos y emociones, y sobre todo, recuerda que este es un proceso natural y orgánico que irá modificándose conforme pase el tiempo. 

 

Con información de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: