5 tips para usar óptimamente tu copa menstrual

Harmonía / 2017-03-23

Te animaste a probar una opción diferente, ecológica y amigable con la salud femenina y compraste tu copa menstrual. Abriste el paquete con curiosidad, la examinaste, leíste el instructivo y esperaste tu periodo para estrenarla. Luego es posible que te surgieran algunas dudas que no te hubieras imaginado antes de usarla, así que hemos preparado esta lista de tips para ayudarte con esos detalles: 

 

1. No estoy segura de si mi copa es la talla correcta para mí

Hay diferentes marcas y modelos de copas, pero básicamente hay una talla mediana y una talla grande. La primera se recomienda para quienes no han tenido partos naturales, tienen una estatura promedio, un flujo regular y buen tono pélvico (generalmente producto de alguna actividad física). La grande es más apropiada para quienes sí han tenido partos naturales, presentan un flujo abundante o son altas.

 

2. Tengo dificultades para ponerme la copa

Relájate; esta es la clave. Generalmente, el primer problema son los nervios, así que respira profundamente y con las manos bien limpias dobla tu copa e introdúcela suavemente mientras relajas tus músculos pélvicos. Recuerda que tu canal vaginal no es vertical, sino que tiene un ángulo y su posición es más bien horizontal. Si lo prefieres, puedes ponerte en cuclillas y practicar dentro de la regadera al principio. 

 

Te puede interesar: Probamos la copa menstrual y nos encantó

 

3. Me pongo la copa pero no termina de abrirse bien 

Para que no haya fugas, es importante que la parte superior de la copa se abra bien y selle creando un vacío. Introduce tu copa normalmente y luego extiende tu dedo índice hacia la boca de la copa, y suavemente gira hacia un lado. La copa se abrirá automáticamente y creará el vacío necesario. 

 

4. Jalo la copa de la base pero no la puedo sacar

Recuerda que tu copa está creando un vacío, así que si sólo jalas la base estás bombeando ese vacío. Lo que necesitas es romperlo. Tu copa debe tener unos pequeños orificios en la parte superior para ayudarte a romper el sello de vacío; así que, haciendo una pinza con tu dedo índice y pulgar, presiona la base de la copa justo arriba del palito o bolita en apéndice inferior. El vacío se romperá inmediatamente y podrás retirar tu copa sin problemas. 

 

5. ¿Qué hago si necesito vaciar mi copa en un baño público?

Esta es una pregunta muy frecuente. Si estás en un baño donde el lavabo no está cerca, lo más recomendable es que entres al baño con una botella de agua. Así podrías enjuagar tu copa sobre el retrete y volvértela a poner. Recuerda lavarte las manos antes. 

 

Como toda actividad nueva, aprender a usar la copa es un proceso, pero los beneficios son muchos. Puedes utilizar tu copa mientras haces ejercicio, nadas y duermes. Recuerda que el uso de la copa menstrual no se recomienda en presencia de prolapso uterino o de vejiga, lesiones cervicales, inflamaciones o infecciones vaginales o de vías urinarias. 

 

Te puede interesar: Sana tu útero y reconcíliate con tu sexualidad

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Tienes alguna otra duda sobre la copa menstrual?