¿Vas a correr el maratón? ¡Entrena tu mente!

Sandra Nieto / 2016-08-24

Este domingo 28 de agosto se llevará a cabo la edición número 34 del Maratón de la Ciudad de México, donde 35 mil participantes se darán cita para recorrer los 42 kilómetros y 195 metros que los separan de la meta, a lo largo de las principales calles y avenidas de la ciudad.

 

Si tú eres uno de ellos, seguramente has pasado los últimos meses entrenando y preparando tu cuerpo para este importante evento. Pero además de fortalecer tus músculos y tu sistema cardiovascular, es muy importante preparar a tu mente para el reto que le espera, sobre todo si es la primera vez que te enfrentas a esta distancia.

 

Los corredores están firmemente convencidos de que la mente juega un papel fundamental en sus entrenamientos y carreras, en especial cuando se trata de distancias largas y rutas demandantes, ya que, en el momento que sientes que tus piernas no pueden dar un paso más, cuando tu cuerpo está cansado y la fatiga comienza a hacer estragos, tus pensamientos son los que pueden hacer que salgas adelante y logres cruzar esa meta.

 

Sé positivo y confía en ti

 

Durante el maratón, más aun cuando sientas que el cansancio te ataca, saca de tu cabeza todas las frases como “ya no puedo”, “estoy cansado”, “no voy a lograrlo”, y mejor piensa en lo mucho que disfrutas correr, y en que a pesar del cansancio todavía puedes dar un esfuerzo extra para conquistar la meta. 

Además, es importante que confíes en ti y tu capacidad. Piensa en toda la preparación previa que tuviste y que te hace capaz de lograr ese objetivo. Recuerda que la mente es poderosa y si piensas que no puedes, así será; por el contrario, si piensas que puedes, seguro lo lograrás.

 

Divide la carrera en tramos pequeños

 

Si todo el tiempo vas pensando que recorrerás 42 largos kilómetros y vas contando cada uno de ellos, la carrera será una tortura que te parecerá interminable. 

 

Lo ideal es visualizar tramos menores, de 10 o 5 kilómetros, y mentalizarte para terminar cada uno de ellos. Otra alternativa es pensarlo en tiempo, así te esforzarás por correr 20, 30 o 40 minutos más.

También puedes ubicar a corredores que lleven un paso similar al tuyo y que puedas alcanzar e incluso rebasar, o bien, ubicar puntos de referencia (edificios, lugares, árboles, personas) y enfocarte en llegar a ellos, e ir buscando otros nuevos a lo largo del recorrido. Esto te ayuda a centrarte en lo que estás haciendo sin que te presiones o estreses, y al mismo tiempo distrae tu mente para que evites llevar un registro de los kilómetros que llevas y te faltan.

 

Encuentra tu motivación

 

¿Te has preguntado qué es lo que te motiva a correr?, ¿y qué fue lo que te motivó a inscribirte al maratón? Si tienes clara cuál es tu motivación, mantenla en tus pensamientos mientras corres. Por ejemplo, si le dedicas esa carrera a alguien especial, piensa en esa persona y en lo orgullosa que estará cuando te vea cruzar la meta.

 

Hay corredores que encuentran en la música la motivación necesaria, si es tu caso, no olvides llevar tus audífonos y tu celular o MP3 con una lista de canciones especial para la ocasión. No olvides incluir las que sacan a flote tu espíritu ganador.

Además, esta competencia se caracteriza por atraer a un gran número de personas que salen a las calles con el único fin de apoyar a los corredores con gritos, aplausos, porras, música, tambores, trompetas, letreros y todo lo que se les ocurra. Incluso hay algunos que llevan fruta, agua o dulces para regalar a los participantes.

 

De verdad, su presencia es muy valiosa e importante, porque cuando sientes que ya no puedes más y de pronto empiezas a recibir todo ese apoyo y sientes su buena vibra, es como recibir un shot de energía que te impulsa a seguir y no parar. 

 

Olvídate del tiempo

 

Es normal que los corredores quieran reducir sus tiempos y romper sus propias marcas, o por qué no, ser los primeros de su equipo o grupo de amigos en llegar. Eso está muy bien, pero si es tu primer maratón, no te presiones por el tiempo, pues lo principal es que vas a disfrutarlo, a tu paso, a tu ritmo. Así que no te estreses y disfruta el recorrido.

 

Visualiza la meta

 

Quienes lo han hecho, dicen que la verdadera prueba del maratón empieza cuando superas los 30 kilómetros. En este punto, el esfuerzo que ha realizado tu cuerpo hace que sus reservas de glucosa lleguen a un nivel muy bajo, lo cual te hace sentir fatiga (por ello es importante que te hidrates bien y consumas alguna fruta o un gel de glucosa durante la carrera); además, en estos últimos kilómetros es cuando tus músculos están más propensos a sufrir calambres. Así que, es probable que todas esas sensaciones te hagan pensar en abandonar.

Y aquí es donde la mente entra a salvar la situación. Visualiza la meta, la medalla que recibirás al cruzarla, y piensa que al hacerlo eres un ganador y además te convertirás en parte del 1% de la población mundial que corre un maratón al menos alguna vez en su vida

 

Por último, no olvides contarnos tu experiencia, y compartir tus consejos de running. ¡Muchas felicidades por ese logro!  

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: