Una razón más para practicar yoga

Harmonía / 2016-04-25

Uno de los principales beneficios de la práctica de yoga es la unión entre cuerpo, mente y espíritu. En este sentido, el yoga puede ayudar a aliviar tensiones físicas, pensamientos que generen estrés y desequilibrios energéticos. Como parte de lo anterior, el yoga también puede ayudar a mejorar los malestares digestivos. ¿Sabes por qué?

 

1. Posturas que dan masaje

Varias de las posturas que se practican en el yoga ayudan a masajear distintos órganos físicos, lo cual los activa y ayuda a mejorar sus funciones. Por ejemplo, las posturas que implican torsiones ayudan a activar el sistema digestivo pues masajean órganos como los intestinos y el estómago, además de aumentar el flujo sanguíneo en ellos. Esto ayuda a evitar malestares digestivos como sensación de inflamación o gases, pues al comprimir el abdomen también se libera el gas.

 

2. Liberarse del estrés y de los malestares

Al practicar yoga es imprescindible el cuidado de la respiración. Esto prepara al cuerpo y a la mente a reaccionar ante diversas circunstancias sin sentir estrés, lo cual se convierte en un beneficio inmediato para la salud digestiva. Recuerda que una de las principales causas de malestares digestivos como la sensación de inflamación es el estrés.

 

Cuidar la salud digestiva tiene grandes beneficios para todo el cuerpo. De hecho, tres cuartas partes de las células de nuestro sistema inmunológico se encuentran en la microbiota, ¿te imaginas qué importante es mantener nuestra salud digestiva? Acércate a la práctica de yoga y siente sus beneficios en cada parte de tu cuerpo, mente y espíritu. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: