Tips para que no tengas que recurrir a los laxantes

/ 2015-12-04

La mayoría de las personas ha tenido que lidiar con el tránsito lento alguna vez en su vida. Las razones pueden ser muy diversas: estrés, mala alimentación, falta de hidratación, tratamientos médicos, sedentarismo, etc. E tránsito lento es un malestar digestivo que no debe tomarse a la ligera pues tanto nuestro cuerpo como nuestra microbiota se mantienen en equilibrio mediante la eliminación de toxinas de las deposiciones. Como ya mencionamos en una entrada anterior, el uso de laxantes puede poner en serio riesgo nuestra salud, así que más vale actuar antes de que aparezca. Te dejamos ocho consejos que te ayudarán a mantener lejos los laxantes:

 

  1. Bebe por lo menos dos litros de líquidos al día, puede ser agua natural, té o jugos. Evita en la medida de lo posible los refrescos.
  2. Consume alimentos ricos en fibra y granos enteros: salvado, trigo integral, avena, etc.
  3. Modera tu consumo de alimentos astringentes, es decir, que absorben agua, como el plátano o el arroz blanco.
  4. Elige frutas que ayudan naturalmente al tránsito intestinal como la papaya o la ciruela pasa.
  5. Incluye probióticos en tu dieta, te ayudarán a regular tu microbiota y a mejorar la absorción de nutrientes y desecho de toxinas.
  6. Realiza por lo menos 40 minutos de ejercicio al día, recuerda que el sedentarismo es una causa de estreñimiento.
  7. Intenta relajarte, está comprobado que el estrés y la ansiedad influyen de manera negativa en tu salud digestiva.
  8. Realiza varias comidas pequeñas al día en lugar de dos o tres grandes. De este modo tu sistema digestivo se mantendrá trabajando.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar