SOS: yoga para enfrentar el tráfico decembrino

María Elena Esparza / 2016-12-02

Vivir en una ciudad grande tiene muchos beneficios, siempre hay algo nuevo que hacer o que ver… sólo que para llegar a cada actividad debes enfrentarte al tráfico. A lo largo del año te acostumbras y hasta organizas tu rutina para sortearlo, pero conforme se acercan las fiestas decembrinas todo se sale de control y de pronto te encuentras atrapado durante horas. Y la desesperación se hace presente.

 

Para esos embotellamientos que parecen insoportables, te propongo tres sencillos ejercicios de yoga que puedes hacer cuando llegues al semáforo en rojo o te estanques a 0 km/h durante varios minutos: te aseguro que practicarlos tendrá un mejor efecto en ti que abrir tu Facebook o WhatsApp oootra vez. Lo primero que necesitarás es garantizar tu comodidad: afloja cualquier prenda o accesorio que te apriete o impida respirar con libertad, por ejemplo, la corbata o un pantalón muy ajustado. Permanece con el cinturón de seguridad puesto, no te va a estorbar. Después, elige qué música te acompañará y súbele el volumen. Y ahora sí, ¡a yoguear!

 

Auto… masaje

Los hombros son una de las zonas que más tensamos al manejar. Para darles un descanso, tómalos con tus manos y como si nadaras, dales círculos hacia atrás y adelante. Busca que el movimiento sea suave y lento, es un masaje sencillo y muy efectivo.

 

Actívate con torsiones

Enderézate en el asiento, alarga tu espalda y lleva tu mano derecha a la rodilla izquierda con la mirada también hacia ese lado. Mete el ombligo lo más que puedas y haz tres respiraciones por la nariz. Luego cambia de lado: mano izquierda a rodilla derecha y quédate otras tres respiraciones. Este movimiento estimula los órganos de la cavidad abdominal y te da energía.

 

Relaja tu cuello

Hacer círculos con el cuello tiene efectos relajantes no sólo a nivel físico sino también mental. Es muy probable que mientras los realizas, sientas que algunos huesitos truenan… eso es liberador y sano, es aire que tensa. Así que mientras no duela, disfruta esa sensación. Para hacer los círculos, simplemente inhala para acercar tu oreja derecha al hombro derecho, luego exhala y lleva la cabeza ligeramente hacia atrás, inhala y dirige la oreja izquierda al hombro izquierdo y concluye exhalando con la barbilla hacia abajo. Cambia el sentido después de unas tres respiraciones.

 

Gran parte del estrés que nos afecta tiene su origen en situaciones fuera de nuestro control; el tráfico es una de ellas. Si no puedes manejar para escapar, maneja tus reacciones. Espero que esta guía sea una alternativa útil para ti, pero recuerda: no hay nada más importante que tu seguridad, nunca hagas estos ejercicios cuando tu vehículo sí avanza.

NAMASTE.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo acostumbras reaccionar ante el tráfico?
¿Cómo sueles desestresarte cuando te estancas en un embotellamiento?
¿Qué haces mientras estás atorado en el tráfico?