¡Sorprendente! Tu cuerpo realiza dos digestiones: la de tu intestino y la de tus bacterias

Harmonía / 2016-08-29

Se conoce como aparato digestivo a la serie de órganos que tienen como misión ayudar al cuerpo a transformar y absorber los alimentos. Su forma es como la de un tubo y los órganos que lo componen son la boca, el esófago, el intestino delgado, el intestino grueso (también denominado colon), el recto y el ano.

 

En el aparato digestivo ocurre, como su nombre lo indica, la digestión. En este proceso se mezclan los alimentos y al paso por el tracto digestivo se descomponen sus moléculas, de las cuales se obtienen los nutrimentos que el cuerpo necesita para realizar sus funciones. Este proceso permite que los alimentos que consumimos obtengan la forma que necesitan para ser absorbidos sus nutrimentos y transportados por la sangre al resto del cuerpo, donde servirán como fuente de energía y alimento de otras células.

 

Por si este proceso no era lo suficientemente complejo y maravilloso, el Dr. Jaime García Mena, Investigador en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, afirma que el cuerpo tiene dos digestiones: la del intestino y la de las bacterias. ¿Sabes a qué se refiere con este segundo punto?

 

Dentro del cuerpo se encuentran miles de millones de bacterias que conforman la microbiota humana. A la parte de estas células que se encuentra en el aparato digestivo (cerca del 70% del total de células) se le conoce como microbiota intestinal. En la microbiota intestinal habitan miles de microorganismos, de los cuales algunos confieren un beneficio para la salud cuando se consumen en cantidades suficientes y se acompañan por una alimentación y estilo de vida saludables, y estos se denominan probióticos. Los probióticos participan en una segunda digestión que el Dr. Jaime García Mena llama fermentación, la cual permite que el colon se defienda de las moléculas que podrían hacerle daño, protegiendo y defendiendo a la microbiota de los estímulos externos que puedan dañarla.

 

Esta fermentación ayuda a recuperar energía metabólica, los sustratos absorbibles y produce la proliferación de la población de microorganismos en la microbiota intestinal, produciendo beneficios para la salud del cuerpo. Además, se ha demostrado que estas bacterias que participan en un proceso de fermentación y que están presentes en el yoghurt y en otras leches fermentadas se caracterizan por otorgar un beneficio para la salud pues ayudan en la prevención de enfermedades infecciosas comunes por ingestión de patógenos.

 

Es impresionante todo lo que ocurre dentro de nuestro cuerpo ¿cierto? Cuéntanos si te gustaría conocer más sobre algún proceso físico en específico.

 

Fuente: Prebióticos y probióticos: una relación beneficiosa

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: