Siete formas en que tu cuerpo te dice que no estás bebiendo suficiente agua

/ 2015-12-09

Sabemos que el agua representa tres cuartas partes de nuestra composición y nos han dicho hasta el cansancio que debemos beber al menos un par de litros al día. Sin embargo, muchas personas lo pasan sistemáticamente por alto creyendo que la falta de agua no les afecta. Si tú eres uno de ellos y experimentas alguno de estos síntomas date por desmentido, el agua te está haciendo falta y tu cuerpo está desesperado por que te des cuenta:

 

1. Tienes la boca seca. 

Parece bastante obvio pero no lo es tanto. Sobre todo porque cuando tienes esa sensación de boca seca o pegajosa lo primero que haces es darle un trago a algo, cualquier cosa, pero casi nunca agua. Las bebidas azucaradas son una solución temporal a la boca seca, sólo el agua hidrata las mucosas de boca y garganta a largo plazo.

 

2. Tu piel se ve opaca o ceniza, tienes manchas oscuras bajo los ojos

La piel es el órgano más grande de tu cuerpo y requiere mucha hidratación, una piel seca u oscurecida es un claro signo de falta de agua que puede convertirse en un problema mayor si no le pones remedio a tiempo.

 

3. Tienes dolor en las articulaciones

Los cartílagos que unen tus huesos también necesitan mantenerse hidratados para conservar su elasticidad. Cuando al cuerpo le falta agua estos cartílagos se secan ocasionando que el movimiento sea doloroso.

 

4. Tu masa muscular empieza a disminuir

Tus músculos, como el resto de tu cuerpo, están compuestos en su mayoría por agua. Cuando tu consumo de agua es insuficiente el cuerpo la "toma prestada" de donde puede (como tus músculos) provocando su flacidez y disminución.

 

5. Un simple resfriado te dura tres semanas

El agua también realiza funciones depurativas en el organismo y lo ayuda a eliminar toxinas y otros elementos que causan enfermedades. Cuando no bebes suficiente agua tu cuerpo no puede limpiarse tan fácilmente y las enfermedades se prolongan.

 

6. Te sientes cansado y con dolor de cabeza

Como mencionamos en un punto anterior, ante la escasez, el cuerpo toma agua prestada de donde puede, muchas veces también de tu sangre. Lo que ocasiona que esta se espese, transporte menos oxígeno y te sientas cansado.

 

7. Padeces tránsito lento

Cuando el cuerpo está deshidratado se nota en tu salud digestiva. Para que tu intestino funcione correctamente las mucosas de sus paredes deben permanecer lubricadas, de otro modo podría ocasionar tránsito lento entre otros transtornos.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: