Deja ir el 2016 con esta secuencia de yoga

María Elena Esparza / 2016-12-16

Los últimos días del año se van en un abrir y cerrar de ojos, llenos de compromisos, compras y preparativos para Navidad y Año Nuevo. Entre todas esas ocupaciones, es importante hacer espacio para despedirnos energéticamente de lo sucedido durante este ciclo.

 

Con ese fin te comparto esta secuencia de yoga que genera liberación, aceptación y gratitud. La secuencia es apta para todo nivel y horario. Para realizarla, sólo necesitas un lugar cómodo y silencioso en el cual puedas conectar contigo. Lo mejor es que se adapta al tiempo disponible que tengas: permanece 5 respiraciones completas en cada postura si dispones de pocos minutos libres y aumenta a 7, 10 o 15 respiraciones por asana, de acuerdo con tus posibilidades. ¡Empecemos!

 

1. Gracias, de corazón

Siéntate con las piernas cruzadas y deja que tus manos reposen sobre las rodillas. Con la espalda erguida, lleva los hombros hacia arriba y hacia atrás para relajarlos. Cierra tus ojos y concéntrate en sentir cómo entra y sale el aire por tu nariz. Agradece profundamente por los buenos momentos del año... y también por los difíciles, porque todos te han hecho más fuerte y grande, y te han dejado una enseñanza.

 

2. Detox energético

Cambia el cruce de tus piernas, la que estaba adelante ahora va atrás. Inhala y eleva tus brazos en círculo hacia el cielo y en la exhalación lleva la mano izquierda a la rodilla derecha y la mano derecha al piso, atrás de ti: mete el ombligo, exprime el abdomen y levanta el pecho. Cambia de lado. Las torsiones limpian nuestros cuerpos físico y energético, tienen el efecto de un detox que se deshace de lo que no nos sirve. Mientras haces esta postura piensa en ese sentimiento, hábito o necesidad que quieres dejar ir.

 

3. Sin resentimientos

La cadera es el espacio en el que se alojan los resentimientos y apegos, por eso cuando trabajamos en su flexibilidad con baddha konasana también liberamos los sentimientos negativos que la tensan. Junta las plantas de tus pies y busca que tus rodillas caigan hacia el piso, entre más cerca coloques los pies de tu pelvis más intenso será el estiramiento. Envuelve tus pies con las manos y alarga la espalda; si puedes acercar la frente a los pies sin enconchar la espalda, hazlo para darle mayor profundidad.

 

4. Sí, acepto

Janu sirsasana es una postura sedante para la cual la clave radica en aceptarla como llega, sin esfuerzo. Extiende tu pierna izquierda y flexiona la rodilla derecha, déjala caer hacia afuera y acerca el pie a la ingle. Asegúrate de que tu cadera esté bien arraigada al piso, inhala al levantar tus manos hacia el cielo y al exhalar llévalas hacia el pie izquierdo, la pantorrilla o la rodilla; no encorves la columna. Haz lo mismo ahora del otro lado.

 

5. Podéis ir en paz

Acuéstate bocarriba, con las piernas extendidas y tus manos sobre las costillas. Siente cómo se levantan cada que inhalas y su retracción al exhalar. ¡Tienes vida, respiras! Eso quiere decir que puedes hacer, cambiar y mejorar todo lo que quieras el próximo año, así que levántate en paz contigo y con la energía suprema en la que creas.

 

Un consejo para mejores resultados

El armado físico de las posturas es importante, pero no le dediques demasiado tiempo. Encuentra el punto cómodo en cada una de ellas y regresa tu atención a la intención energética de la práctica, que en este caso es dejar ir sin apegos el año que concluye. La próxima semana trabajaremos para recibir al 2017.

 

NAMASTE.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué opinas de esta secuencia para cerrar el 2016?
¿Cómo sueles cerrar ciclos?

Te podría interesar

Te podría interesar