Sana tu cuerpo hablando con él

Harmonía / 2016-09-01

En la práctica de yoga algunos instructores te piden que hables con tu cuerpo para sanarlo. Incluso pueden solicitar que envíes tu respiración hacia ciertas áreas del cuerpo para relajarlas y esto puede parecer un poco extraño, pero no lo es. ¿Sabes por qué?

 

Desde la acupuntura en la medicina oriental, varias corrientes de pensamiento proponen que el cuerpo puede sanarse mediante el contacto con él mismo. Para esto, es de gran ayuda la meditación.

 

Durante la meditación el cerebro accede a estados de la mente que le permiten hacerse cada vez más consciente de su propio ser y del control de sus emociones. Incluso se ha comprobado que meditar ayuda a reducir los niveles de ansiedad a nivel neuronal pues activa la corteza cingulada anterior, la corteza prefrontal ventromedial y la ínsula anterior. Estas áreas del cerebro se relacionan con la función ejecutiva y el control de la ansiedad. Así, su activación es el motor principal para disminuir la ansiedad.

 

Como este ejemplo, la meditación que se centra en sanar alguna parte del cuerpo o alguna emoción, es realmente beneficiosa para la salud.

 

En un estudio realizado por Cleve Backster se comprobó que las células sienten y reaccionan a los pensamientos y las emociones de las personas. La investigación consistió en conectar a electrodos las células blancas de donadores y registrar las reacciones de las células cuando los donadores eran sometidos a diversas emociones. Se descubrió que cuando las personas sienten emociones sinceras, sus células se modifican. Por lo tanto, todos los pensamientos y las palabras que dirijamos a nuestro cuerpo tienen una reacción en él.

 

Para comunicarte con tu cuerpo durante la meditación, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  • Dirígete a tu cuerpo con compasión y comprensión. Recuerda que el cuerpo se compone de células sensibles.

  • Busca la confianza con tu cuerpo haciéndole saber que quieres lo mejor para él.

  • Cuéntale tus pensamientos y pronuncia las palabras que consideres necesarias para elevar tu energía.

 

Todo en la naturaleza está conectado. Hablar con nuestro cuerpo nos permite entrar en sintonía con la sanación. Haz la prueba y cuéntanos si tienes una experiencia con esta forma de sanar.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: