Probamos la copa menstrual y ¡nos encantó!

Harmonía / 2017-03-03

Durante toda nuestra vida, las mujeres consumimos cerca de 9 mil 600 tampones o toallas. ¿Te imaginas cómo afecta esto a tu huella ecológica? Cada mes, durante casi 20 años, tiramos a la basura más de una docena de residuos que, no importa qué tan biodegradables sean, tardarán al menos ¡300 años en descomponerse!  

 

Además, el material de toallas y tampones puede resultar nocivo para el cuerpo de las mujeres, pues con la finalidad de hacerlos más absorbentes se les agregan químicos que pueden causar resequedad, infecciones e incluso se les ha relacionado con el cáncer, sin mencionar que los tampones pueden ocasionar el síndrome de shock tóxico que puede llegar a ser mortal.

 

Durante décadas toallas y tampones han sido la única opción de las mujeres en el momento de su periodo menstrual, y no de todas, pues aquellas que viven en zonas marginadas o de pobreza extrema no tienen la posibilidad de gastar mes con mes en estos productos, por lo que sus periodos son mucho más incómodos.

 

La buena noticia es que ya existe la copa menstrual que, como su nombre indica, es un dispositivo en forma de copa, fabricado con silicón quirúrgico, que se introduce en la vagina para recolectar el flujo menstrual. El material de la copa es suave y flexible, así que primero debemos doblarla e insertarla en la vagina, en donde se abre naturalmente y crea un vacío que le permite sellar y evitar las fugas. Después de unas horas (hasta 12) simplemente se retira, se vacía y se vuelve a colocar. ¡Adios toallas y adios accidentes! 

 

Una copa menstrual puede durar hasta 10 años, ¡10 años sin generar residuos y causar más daño ecológico a la Tierra! Por si esto fuera poco, las mujeres que la utilizan han reportado una disminución de malestares como cólicos, mal humor e incluso un decremento en la cantidad de flujo, así que las ventajas van mucho más allá de no contaminar y dejar de pagar una renta mensual de productos desechables. ¿Ya te animaste?

 

En México puedes conseguir distintas marcas de copas menstruales y elegir entre distintos modelos, tamaños e incluso colores. Nosotras en Harmonia.la probamos las copas de Sileu y nos encantaron por cómodas, prácticas y bien diseñadas. Puedes usarlas para tus actividades cotidianas, hacer ejercicio, nadar y hasta para dormir, además de que son tan suaves que ni siquiera notas que las traes puestas. Y, la mejor parte, son súper seguras y garantizan cero fugas o accidentes. Lo comprobamos y ya no pensamos dejarlas.

 

Si tienes dudas o comentarios sobre las copas menstruales, no dudes en escribirnos.

 

También te interesa: Sana tu útero y reconcíliate con tu sexualidad

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar