¿Por qué no hay dos microbiotas iguales?

Harmonía / 2016-02-02

La microbiota humana está conformada por 100 trillones de células aproximadamente, las cuales integran nuestro cuerpo, piel, uñas y cabello. Cerca del 80% de la microbiota humana se concentra en el intestino y se conoce como microbiota intestinal. 

 

Cada individuo tiene una microbiota única que se define desde los primeros meses de su vida y que sirve para trazar el futuro de su salud digestiva. De hecho, desde el trabajo de parto (natural) la madre transfiere al bebé las primeras cepas de bifidobacterias que componen la microbiota del recién nacido. Luego del nacimiento, la lactancia materna y la alimentación complementaria de los primeros cuatro años de vida del niño van a terminar de definir la composición de su microbiota, la cual afectará en sus procesos digestivos, inmunológicos y nerviosos.

 

Estos primeros años de vida sin duda afectan la microbiota de las personas, pero incluso en adultos existen modificaciones como consecuencia de la influencia del medio ambiente, de la alimentación y el estilo de vida de cada persona. Cada vez que una persona come, alimenta los cientos de billones de bacterias que conforman su sistema digestivo.

 

La microbiota de cada persona es tan distinta que incluso estudios proponen que los microorganismos que contiene el cuerpo humano podrían servir para identificarnos como individuos, es decir, fungir como una especie de huella digital. Según las investigaciones, pese a que existen elementos en común entre distintas personas, las diferencias en la composición de sus bacterias son tan claras que permiten identificar a cada quien a lo largo del tiempo.

 

Se ha demostrado que la mayoría de las personas con problemas de salud digestiva tienen un desequilibrio en su microbiota intestinal; por eso es importante mantenerse informado y preservar un estilo de vida y una alimentación saludables.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: