Por qué es importante mantenerte hidratado durante el ejercicio

/ 2016-01-28

¿Sabes que el cuerpo puede sobrevivir hasta seis semanas sin alimento, pero sólo una sin agua? Mantenerse hidratado es tan importante que en un artículo de la revista Runner´s World dos corredores cuentan su experiencia al ejercitarse en lugares de mucho calor y dicen que han visto a personas colapsar al correr 8km tan sólo por no ingerir líquido antes y durante las carreras. ¿Por qué es tan importante mantener nuestro cuerpo hidratado durante el ejercicio? Aquí te contamos los principales motivos.

 

  • Cuando hacemos ejercicio nuestro cuerpo puede perder hasta un 2% del agua que contiene sin que lo notemos; ayúdalo a recuperar su estabilidad mediante las bebidas.
  • Si no estamos bien hidratados el cuerpo reduce sus capacidades físicas pues el agua lleva nutrientes y oxígeno a todas las células. ¡Mejora tu rendimiento al mantenerte hidratado!
  • Cuando estamos hidratados nuestro sistema circulatorio funciona mejor. También aumenta la eliminación de toxinas y la regulación de la presión arterial. Todo esto ayuda a mejorar nuestros resultados.
  • Cuando sudamos perdemos nutrientes y líquidos que debemos recuperar para evitar la deshidratación. En este caso es recomendable consumir bebidas isotónicas frescas, pero no frías.
  • La razón por la que algunos deportistas pueden colapsar al ejercitarse en temperaturas extremas o distintas a las que acostumbran es que el agua también regula la temperatura del cuerpo. Si una persona está deshidratada su cuerpo tendrá un desequilibrio de temperatura, ¡evítalo!
  • Si después de hacer ejercicio sientes mucha hambre, cuida que no sea sed. El agua ayuda a convertir los alimentos en energía y a veces si el cuerpo se siente deshidratado envía una señal que puede confundirse con hambre. La buena noticia es que si te mantienes hidratado no tendrás este problema e incluso podrás controlar tu peso con mayor facilidad.
  • Incluso si no haces ejercicio, la deshidratación afecta el estado de ánimo y puede provocar cansancio, mal humor e irritabilidad. Esto afecta nuestras capacidades físicas y mentales y puede provocar problemas de productividad.  

 

Te recomendamos que al hacer ejercicio estés atento a las señales de tu cuerpo, no te fuerces y no esperes a tener sed para beber, mejor hazlo antes y durante el deporte que practiques. Si vas acompañado de alguien también cuida su bienestar. Recuerda que el equilibrio de tu cuerpo depende de ti, mantente hidratado y disfruta de tus capacidades al máximo.

 

Fuentes:

Hall Health Center-UW Medicine, Fine Living Essentials, McKinley Health Center

Revista Runner´s World, edición marzo 2010

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: