En el Día Mundial del Donante de Sangre, te decimos qué necesitas para serlo

Sandra Nieto / 2016-06-14

El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, con el objetivo de agradecer a quienes realizan su contribución voluntaria, así como de crear conciencia sobre la necesidad de hacerlo con regularidad, ya que una donación puede ayudar a cuatro personas, lo que contribuye a salvar millones de vidas.

 

Este año, el tema de la celebración es “La sangre nos conecta a todos” y con él se pretende destacar la solidaridad que implica la donación, así como la conexión que existe entre donante y paciente.

 

Si aún no has donado sangre y te preguntas cuáles son los requisitos que debes cumplir para poder hacerlo, aquí te contamos más al respecto.

 

¿Qué necesito para poder donar sangre?

 

Según información del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea de la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social, para ser donador de sangre debes tener entre 18 y 65 años de edad, gozar de buena salud y presentar una identificación oficial con fotografía (INE, pasaporte, cédula profesional, credencial del IMSS) en original y que sea vigente.

 

Además, es importante que cubras los siguientes requisitos:

 

  • Pesar más de 50 kilos, pues de lo contrario no se te puede extraer la cantidad de sangre necesaria para la donación (450 mililitros).
  • Tener la presión arterial en niveles regulares, y si padeces hipertensión, tenerla controlada. En este caso, la decisión de autorizar o no la donación está a cargo del médico que realice la revisión previa.
  • Evitar los alimentos con grasa durante las 24 horas previas a la donación.
  • Ayunar mínimo 4 horas y no más de 8 (durante el tiempo de ayuno puedes consumir jugos naturales, fruta, té, café y agua).
  • No haber padecido enfermedades respiratorias, intestinales o infección dental en los últimos 14 días.
  • No haber tomado medicamentos en los últimos 5 días.
  • No haber estado en tratamiento de endodoncia o acupuntura en el último año.
  • No haber sido operado en los últimos 6 meses.
  • No haberse vacunado en los últimos 30 días.
  • No haber ingerido bebidas alcohólicas en las 72 horas previas a la donación.
  • Contrario a lo que se suele pensar, las personas con tatuajes y piercings sí pueden donar, siempre y cuando se lo hayan realizado hace más de 12 meses.

 

¿Quiénes no pueden ser donadores de sangre?

 

Con la finalidad de garantizar que la sangre que se destinará al tratamiento de los pacientes sea segura, y al mismo tiempo que el proceso no ponga en riesgo la salud del donante, la regulación sanitaria en México establece algunas restricciones, por las cuales hay personas que no son candidatas para ser donadoras.

 

Así, no puedes donar sangre quienes:

 

  • Tienen anemia.
  • Están embarazadas o lo estuvieron durante el último año, o si se encuentran en periodo de lactancia.
  • Padecen enfermedades cardíacas, diabetes insulinodependiente, epilepsia y otras enfermedades crónicas.
  • Padecen o están en riesgo de haber contraído recientemente una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tienen hábitos que generan el riesgo de contraer una infección transmisible a través de la sangre, como tener varias parejas sexuales.
  • Usan o hayan usado drogas inyectadas.

 

¿Qué debo hacer para realizar la donación?

 

Si cumples con los requisitos para donar y deseas hacerlo, sólo tienes que acudir a la clínica o banco de sangre, donde un médico te realizará una revisión general en la que checará tu pulso, presión arterial y peso. Además, extraerá una gota de sangre de la punta del dedo para confirmar que la donación de sangre no te provocará anemia.

 

También te hará algunas preguntas sobre tu historial médico, tu estado de salud y tus hábitos, las cuales debes responder con total honestidad para garantizar la seguridad de la donación, tanto para ti como para quien reciba tu sangre. Es importante mencionar que la información que proporciones en este cuestionario es confidencial.

 

Una vez que esta revisión termina, si la donación es aceptada, comienza la extracción de la sangre, la cual dura entre 10 y 15 minutos. Después de eso, debes reposar alrededor de 15 minutos y tomar el refrigerio que se te dará para evitar que tengas algún malestar. Por otro lado, durante ese día debes evitar los esfuerzos y beber líquidos en cantidades abundantes para que tu organismo se recupere más rápidamente.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar