Olor y consistencia de las evacuaciones, ¿cuáles son normales?

Harmonía / 2016-06-01

Quizá resulta un poco incómodo entrar en detalles sobre la consistencia de nuestras evacuaciones. Probablemente sea complicado explicar a alguien lo que sucede cuando vamos al baño, pero por suerte este es un texto escrito y nadie te va a juzgar por leerlo. Ahora, entremos en materia.

 

Color

Se considera sano y normal que las heces tengan un color café con tendencia a lo claro. Esto porque la bilis que secreta el hígado provoca este tono. Por otro lado, evacuar de color verde puede representar un desplazamiento demasiado rápido de los alimentos por el cuerpo (o también puede significar que comiste en grandes cantidades algo verde como vegetales) y de color oscura, casi negra, puede indicar un sangrado interno o exceso de hierro. Una coloración clara, casi blanca, puede significar la obstrucción de bilis como consecuencia de algún medicamento o de otros motivos. Si las heces son amarillas puede indicar exceso de grasa o mala absorción de la misma. El color rojo o las evacuaciones con sangre son signo de alguna irregularidad en la salud y es importante acudir con un médico.

 

Olor

Las evacuaciones son desechos, entonces ninguna huele a flores; pero existe una diferencia importante entre un mal olor habitual y un mal olor casi insoportable. Si las evacuaciones huelen demasiado mal, puede ser signo de una enfermedad como fibrosis quística, síndrome del intestino corto, pancreatitis, mala absorción o enfermedad celíaca o de Crohn. Si consideras que tus heces huelen demasiado mal, consulta a tu médico.  

 

Consistencia

En la consistencia de las heces también existen ciertas irregularidades que pueden representar un malestar en el cuerpo. Por ejemplo, las heces demasiado pequeñas (1 ó 2 centímetros de largo) indican que los desechos encontraron dificultades para pasar por el cuerpo, lo cual puede vincularse con una inflamación del intestino delgado, la carencia de alguna bacteria en el cuerpo o de una carencia de fibra en la dieta. La diferencia reside en que estos pequeños segmentos de heces son difíciles o dolorosos de evacuar, pues cuando una persona va al baño varias veces en un día y la consistencia también en pequeña, pero sin dificultad para evacuar, puede ser saludable y sólo significa que los desechos transitan con facilidad.

 

Cuando las heces parecen ser esponjosas y sin orillas definidas, puede ser signo de una evacuación apresurada causada por estrés o presión alta. Por otro lado, si la consistencia es líquida, representa diarrea porque los alimentos han sido procesados con demasiada velocidad en el cuerpo y no ha habido tiempo suficiente para su correcta absorción.

 

Si sientes dolor al evacuar, también puede ser un malestar como tránsito lento y es recomendable acudir al médico, así como hacer cambios en la alimentación que incluyan una dieta saludable con fibra y alimentos probióticos. En el mejor de los casos, las heces deben tener forma de salchicha pero suave y definida, pues es signo de una salud digestiva correcta.

 

Identificar cuando estamos evacuando de forma correcta puede ayudarnos a mejorar nuestra salud digestiva. Es importante que tomemos en cuenta todas las señales de nuestro cuerpo en relación a su desarrollo y estado de salud, pues un equilibrio integral implica prestar atención a nuestro bienestar físico.

 

Fuente: Healthy Holistic Living

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: