No le tengas miedo a la palabra bacteria, no todas son malas

Harmonía / 2016-06-16

Es cierto que estamos acostumbrados a relacionar la palabra “bacteria” con malestar; pero ¿sabes que una bacteria puede representar todo lo contrario? Este es el caso de las bacterias probióticas.

 

La palabra probiótico viene del griego pro-vida. Y es que estos microorganismos, que pueden añadirse a los alimentos fermentados como el yoghurt, confieren un beneficio para la salud cuando son consumidos en cantidades suficientes y acompañados por una alimentación y estilo de vida saludables.

 

De hecho, nuestra microbiota intestinal se compone por una amplia diversidad de microorganismos que no son necesariamente malos. Por ejemplo, lactobacillus, bifidobacterias, bacteroides y proteobacterias, por nombrar algunos. Todas estas bacterias conviven en nuestro cuerpo para ayudarnos a realizar las funciones que nuestro organismo necesita como digerir los alimentos, protegernos de enfermedades y hasta regular nuestras emociones.

 

Para preservar una microbiota diversa y saludable, te recomendamos los siguientes tips:

 

  • Realiza cinco comidas al día
  • Come sin prisa y prestando atención a tus sensaciones de saciedad y hambre
  • Haz ejercicio diario
  • Incluye el consumo de lácteos fermentados con probióticos en tu dieta diaria, por el ejemplo, el yoghurt
  • Come frutas y verduras
  • Toma dos litros de agua simple al día
  • Mantén hábitos saludables


El cuidado de la salud digestiva mejora significativamente el bienestar integral de las personas. Sentirnos cómodos con nuestro cuerpo nos ayuda a realizar nuestras actividades diarias. Saber que existen bacterias beneficiosas puede ayudar a prestar atención al tema y mejorar nuestros hábitos alimenticios y de estilo de vida.

 

Fuente: Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: