Los 8 mejores alimentos para dormir

Lorena Pontones / 2018-01-09

Es un mito pensar que comer antes de ir a la cama te hará ganar peso; la realidad es que hay alimentos que son excelentes para la noche e incluso te ayudan a bajar de peso. Por supuesto, hay otros de los que sí debes mantenerte alejado en las noches, pues podrían interrumpir tu sueño y provocar que subas de peso.

 

Tener un sueño de calidad es básico para tu salud, tu calidad de vida y tu peso. Así que estoy segura que saber qué comer antes de ir a la cama para optimizar tu sueño y tu pérdida de peso te será de gran ayuda.

 

Pavo

El pavo es reconocido por ser un “incitador natural” al sueño. La gran cantidad de triptófano que contiene es la razón por la que te ayuda a dormir más rápidamente. El triptófano es un aminoácido que incrementa la producción de la hormona melatonina (que provoca el sueño) en tu cuerpo. Además, el pavo es alto en proteína, la cual ayuda a regular tu apetito y crear músculo magro.

 

Jugo de cerezas agrias

El jugo de cereza agria es una fuente natural de melatonina, la sustancia que regula el reloj interno y provoca el sueño. Tomar un vaso de jugo de cereza natural justo antes de dormir es un gran acierto incluso para quienes padecen insomnio. Además, este jugo se está volviendo bastante popular entre los atletas después de sus entrenamientos pesados pues también ayuda a recuperarse más rápido, y una mejor recuperación se traduce en mejores resultados.

 

Crema de almendras

Además de ser una de las grasas buenas que ayudan a perder peso, también es una buena fuente de melatonina y de magnesio, el cual reduce la inflamación del cuerpo y mejora la calidad del sueño. Come un par de cucharadas completas de crema de almendras antes de dormir y sé testigo del resultado.

 

Leche

Recuerdo que de adolescente, cuando era nadadora de alto rendimiento y acaba mi día tan cansada que no podía dormir, mi mamá me daba una taza de leche tibia y no pasaban ni 10 minutos y caía dormida y dormía como un bebé. Hoy conozco la razón y, aunque quizá mi madre no lo sabía (y era un remedio de su mamá), la leche contiene triptófano, que incrementa la producción de melatonina. Conforme vamos creciendo la producción de melatonina baja, y esto puede tener un impacto negativo en nuestra calidad de sueño. Si eres intolerante a la lactosa, mejor evita este alimento; pero si no tienes problema, entonces opta por una taza de leche entera de vaca alimentada con pasto, tibia.

 

Kiwi

Sorpresivamente, los kiwis son un excelente incitador del sueño. Un kiwi tal vez sólo tenga 50 calorías pero está lleno de vitaminas C y K, así como serotonina, el químico en tu cerebro que ayuda a regular los ciclos del sueño y del estado de ánimo. Un estudio de 4 semanas descubrió que aquellos que consumían dos kiwis antes de ir a la cama se dormían 42% más rápido que aquellos que no comían nada. Y otro estudio halló que quienes comían kiwis antes de dormir, dormían 13% mejor que los que no comían nada. Trata de comer uno o dos kiwis antes de ir a la cama, sobre todo si mueres por algo dulce.

 

Salmón

Además de ser uno de los mejores alimentos para perder peso gracias a sus ácidos grasos omega 3, el salmón es alto en vitamina D y la combinación con el omega 3 resulta en una mayor producción de serotonina. Un estudio publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine arrojó que quienes comían salmón (del Atlántico o salar) tres veces a la semana se dormían 10 minutos más rápido que quienes comían pollo. Trata de incorporar una cena con salmón al menos una vez a la semana.

 

Té de manzanilla

Las flavonas (un tipo de flavonoide difícil de conseguir en la mayoría de los alimentos) en este té te ayudarán a reducir la inflamación de cuerpo. La apigenina es el principal antioxidante en el té de manzanilla y promueve la somnolencia, al tiempo que reduce el insomnio. Este té suele utilizarse para reducir la ansiedad y combatir la depresión, y las personas que padecen estos trastornos tienen problemas para conciliar el sueño. Si tienes problemas para conciliar el sueño, tomar una taza de té de manzanilla caliente 1 hora antes de ir a la cama puede ser una buena opción.

 

Kale

Es un superalimento alto en magnesio y calcio, junto con otros muchos excelentes nutrientes. El magnesio es reconocido como el “mineral del sueño”, pues incrementa la calidad del sueño y es un relajante natural. Si eres de los que suele despertar a la mitad de la noche sin ninguna razón aparente, puede ser por falta de calcio. Está comprobado que las dietas ricas en calcio ayudan a combatir el insomnio. Puedes saltear algo de kale para la cena y ayudarte a dormir más rápido y sin interrupciones.

 

Algunos alimentos que deberías evitar antes de dormir

Café, alcohol, comida rápida y grasosa, demasiada agua, alimentos muy condimentados.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...