El corazón regula el habla y la tristeza

Harmonía / 2016-12-16

El fuego representa todo nuestro potencial, aquello que somos capaces de hacer. El corazón es el emperador del equilibrio, comanda la dirección que nuestro microcosmos debe seguir, es decir, es el único órgano al que se le desliga de un concepto carnal y se le da una naturaleza celestial. Es por eso que de acuerdo con la teoría de los cinco reinos mutantes (de la medicina tradicional china), el aumento de las enfermedades cardíacas sería un reflejo de nuestra desconexión con la espiritualidad.

 

En el corazón está la posibilidad de que construyamos y recuperemos nuestra identidad, nuestros valores, de que nazcan las mejores intenciones. Según las tradiciones chinas, las siguientes son algunas de las características que se le atribuyen por controlar el flujo sanguíneo.

 

La víscera o taller del corazón es el intestino delgado, considerado como el más impuro del organismo. Así la relación entre el corazón (el órgano más puro) y el intestino delgado representa la teoría del yin y el yang, donde los opuestos también se necesitan entre sí para mantener el equilibrio. Convierte en energía de fuego (yang) para el corazón los alimentos que ingerimos, depura todo lo que no sean nutrientes y también purga o filtra emociones.

 

Algunos de los síntomas cuando el corazón presenta desequilibrio son el insomnio, la mala memoria o el delirio. Si el intestino delgado no trabaja adecuadamente podríamos experimentar heces secas con cambios drásticos en la cantidad de orina (excesiva o escasa) y úlceras en la boca. Además podríamos acercarnos hacia la depresión, al verse potenciadas la tristeza y la angustia.

 

Las ventanas del corazón son la cara y la lengua, es decir, aquí se reflejan sus malestares. Por ejemplo, un corazón saludable se lee en una cara rosada y con brillo. Cuando se mira seca y pálida significa que no hay suficiente irrigación sanguínea por falta de energía.

 

En el caso de la lengua, la palidez podría indicar insuficiencia de sangre. Puntos rojos o una lengua oscura significan mucho calor en el corazón, similar a la hiperactividad. Una lengua blanca y un habla tropezada indican que nuestra energía de corazón no es suficiente ni fuerte. ¿Alguna vez habrías pensado que tu dificultad para expresarte con palabras tendría una estrecha relación con la energía de tu corazón?

 

El vacío va estrechamente relacionado con la naturaleza del intestino delgado, así que te recomendamos enfocarte en cerrar ciclos para que puedas recibir los gozos de una nueva aventura.

 

Los frutos rojos y en general los antioxidantes son un buen alimento para nuestro corazón, especialmente la ciruela.

 

Ficha del corazón

Elemento = fuego (se le conoce como fuego imperial)

Emoción = tristeza / angustia                        

Estación = verano

Clima = calor                      

Sonido = risa     

Color = rojo

Sabor = amargo       

Punto cardinal = sur              

Olor = calcinado

 

También podría interesarte: La ira y el rencor afectan tu hígado y desencadenan la duda

 

Con información de:

Cyndi Dale. (2009). El cuerpo sutil. Una enciclopedia sobre la anatomía energética. Málaga, España: Editorial Sirio.

José Luis Padilla Corral. (1999). Tratado de sanación en el arte del soplo. España: Escuela Neijing.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Sabías que en otras culturas el corazón se relaciona con el cuarto chakra y el tejido del timo?
¿Qué otras teorías conoces sobre las afecciones del corazón?
Si has sufrido de insomnio, ¿qué malestares físicos te produce?