La ira y el rencor afectan tu hígado y desencadenan la duda

Harmonía / 2016-12-14

El segundo de los reinos mutantes en la medicina tradicional china es el reino de la madera, conectado perfectamente con el reino del agua. La analogía para explicarlo sería: “es imposible el nacimiento de un árbol sin una gota de agua”.

 

El hígado es el órgano encargado de este reino, el intermediario entre el desarrollo de la esencia del agua “yin” y la culminación del fuego “yang”. La víscera que pone en marcha su qi es la vesícula biliar, conocida como el juez de todos los órganos por colocar la energía en el lugar más adecuado.

 

La emoción que puede desequilibrar al hígado es la ira o cólera, por eso cuando tenemos enojos intensos o tan prolongados que generamos rencor, experimentamos afecciones que de acuerdo con los chinos se deben a la inestabilidad del hígado. Eso no quiere decir que no debemos enojarnos, pero sí que debemos expresarlo saludablemente y poner límites.

 

Si a veces has sentido “bochornos” en la cabeza, respiración sofocada, mareos, dolores de cabeza o dificultad para ser creativo e imaginativo, puede que tu hígado esté desequilibrado.

 

De acuerdo con la teoría, este órgano es también el responsable de la calidad y el rendimiento de los músculos y los tendones, puesto que almacena y regula la distribución de la sangre en el cuerpo. Así que si también solemos tener calambres, espasmos, temblores, contracturas o falta de fuerza en los músculos, ya tenemos una pista del responsable; los chinos dirían que nuestra madera no es flexible.

 

Podemos determinar la salud del hígado a través de las uñas y los ojos. Unas uñas fuertes y elásticas significan que tenemos un hígado saludable.

 

Si existe algún desequilibrio se reflejará en el iris de los ojos y se manifestará con visión borrosa o disminución de la agudeza visual, sobre todo bajo pocas condiciones de luz. Por ejemplo, se dice que si el hígado tiene exceso de calor o fuego sufriremos de conjuntivitis, ojos rojos o llorosos, hinchazón y a veces dolor.

 

Cuando el hígado es gobernado por la ira, se verá afectada nuestra determinación, nuestro proceso psicológico nos hará indecisos o agresivos y experimentaremos la agonía de la duda.

 

La medicina tradicional china tiene muchos remedios en bebidas y alimentos; en esta ocasión te compartiremos uno muy sencillo: un vaso de agua tibia con jugo de limón por las mañanas.

 

También te recomendamos este sencillo ejercicio de respiración para controlar la ira.

 

Ficha del hígado

Elemento = madera

Emoción = cólera / ira                        

Estación = primavera

Clima = calor / impredecible por su naturaleza de viento                      

Sonido = grito     

Color = verde

Sabor = ácido / agrio       

Punto cardinal = este              

Olor = rancio

 

Con información de:

Cyndi Dale. (2009). El cuerpo sutil. Una enciclopedia sobre la anatomía energética. Málaga, España: Editorial Sirio.

José Luis Padilla Corral. (1999). Tratado de sanación en el arte del soplo. España: Escuela Neijing.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has experimentado varios de estos síntomas cuando te enojas?
¿Has notado alguna de estas patologías cuando no pones límites a los demás?
¿Qué opinas del papel del hígado en la medicina tradicional china?

Te podría interesar

Te podría interesar