¿Intolerante a la lactosa? Dile sí al yoghurt

Harmonía / 2016-02-25

La intolerancia a la lactosa aparece porque tu organismo tiene una deficiencia de lactasa, la enzima que nos permite digerir la lactosa, que no es otra cosa que el azúcar de la leche. Es muy común que las personas con este padecimiento eliminen todos los productos lácteos de su dieta: leche, queso, mantequilla, yogurt, crema, etc. Sin embargo antes de tomar esa decisión te recomendamos considerar algunos puntos:

 

  • Primero que nada, no todos los derivados de la leche tienen la misma cantidad de lactosa.
  • La intolerancia a este azúcar varía de persona a persona y hay quienes pueden digerir la lactosa mientras se consuma con moderación.
  • Los síntomas de intolerancia a la lactosa son distintos en cada persona y no siempre se presentan del mismo modo.
  • La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden digerir hasta 12g de la misma en una sola toma.

 

El yoghurt, es un derivado lácteo que muchas personas con intolerancia a la lactosa eliminan de su dieta por temor a que les ocasione algún malestar. Sin embargo, parece que en realidad ocurre todo lo contrario. Durante la elaboración del yoghurt los microorganismos vivos utilizados para su fermentación consumen casi toda la lactosa y producen B-galactosidasa, es decir, enzima lactasa. Sí, aquella que nos permite digerir la lactosa, por lo que consumir yoghurt podría incluso ayudar a reducir los síntomas de intolerancia.

 

Además, el yoghurt es una excelente fuente de proteínas y minerales como el calcio. Esto significa que si eres intolerante a la lactosa, consumir un yoghurt al día podría generarte beneficios saludables sin la aparición de malestar digestivo.

 

 

 

Fuente: EFSA

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: