Esta sencilla y práctica guía te ayudará a dejar de fumar

Harmonía / 2017-10-09

El consumo de tabaco es un hábito bastante común entre las personas, y son muchos quienes fuman de manera constante, incluso con conocimiento de los efectos nocivos en la salud del cuerpo. Esto no significa que las personas no quieran cuidar de su salud o que no les importe, pero el hecho es que el consumo de tabaco es un hábito realmente adictivo, y muchas veces quienes intentan dejarlo encuentran dificultades para lograrlo. Por eso, aquí compartimos una guía que propone el sitio web Smoke free para dejar de fumar paso a paso.

 

1. Establecer una fecha para dejar de fumar  

Y marcarla en un calendario.

 

2. Escribir los motivos para hacerlo

Por ejemplo, cuidar la salud, ahorrar dinero, oler mejor, atender la petición de familiares o amigos, etcétera.

 

3. Identificar los motivos por los que fumamos

Por ejemplo, razones emocionales como ansiedad, tristeza, soledad, aburrimiento, etc., o también razones relacionadas a un hábito como tomar café, tomar alcohol, ver la televisión, al manejar o después del sexo, etc. Asimismo, pueden ser motivos vinculados al contexto como en una fiesta, un bar o cuando alguien más fuma.

 

4. Identificar las necesidades de nuestra adicción

La adicción suele manifestarse mediante distintas necesidades que tienen efectos físicos o psicológicos. La siguiente guía es un ejemplo de las formas en que la adicción puede manifestarse, y una propuesta sobre cómo calmarla en cada caso.

 

  • ¿Necesitas ocupar tus manos y boca?

Puedes utilizar un popote como si fuera un cigarro o jugar con una moneda en las manos para distraerte.

 

  • ¿Necesitas el cigarro para mejorar tu humor?

Se recomienda practicar respiraciones para liberar el estrés o hablar con gente cercana si sentimos que nuestro humor está afectado.

 

  • ¿Fumas cuando estás aburrido?

Cuando quieras fumar, haz una lista de los pendientes que tienes y cómo puedes ocuparte para resolverlos.

 

  • ¿Fumas porque te causa placer?

Cuando quieras fumar, intercambia el cigarro como motor del placer por otra cosa, por ejemplo, un chocolate, tu canción favorita, etcétera.

 

  • ¿Te sientes demasiado ansioso si no fumas?

Quizá es por la adicción a la nicotina, en cuyo caso lo recomendable es probar con tratamientos como parches, chicles o pastillas que te ayuden a reducir la adicción.

 

  • ¿Fumas para sentir energía?

Mejor haz ejercicio y mantén ciclos de sueño que te ayuden a sentirte con más energía.

 

5. Aléjate de los estímulos que te hacen fumar

Por ejemplo, tira los cigarros que tengas en casa, lava la ropa con la que sueles fumar, esconde los ceniceros, lava tu auto; incluso puedes sustituir los lugares donde tenías tus cigarros y poner en vez de éstos los elementos que utilices para reducir la ansiedad por no fumar, como son los sustitutos de nicotina o los popotes.

 

6. Comparte tu plan

Habla con tus amigos y familiares y diles que estás dejando de fumar, para que te apoyen y para que tú seas más consciente de tu decisión.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: