Esta es la razón por la cual no debes consumir antibióticos indiscriminadamente

Harmonía / 2016-11-09

Si estás resfriado tienes que saber dos cosas: la primera es que nunca debes automedicarte; la segunda es que generalmente los resfriados comunes son provocados por virus, y los antibióticos no funcionan contra los virus, sólo son eficaces para tratar infecciones de origen bacteriano no viral. Ni siquiera un superantibiótico podrá contra una simple gripe. Hay tantas farmacias a nuestro alrededor como tiendas de conveniencia, y nos gusta comprar medicamentos como bolsas de dulces. El mal uso y abuso de antibióticos está generando resistencia a estos medicamentos y las bacterias se han vuelto inmunes, en gran parte debido a nuestra irresponsabilidad.

 

 

Lo que sucede cuando abusamos de los antibióticos es sencillo de explicar. En nuestro organismo conviven muchos tipos de bacterias, la mayoría no infecciosas. Cuando tomamos un antibiótico que no nos hace falta, por ejemplo para tratar la gripe común (que como ya dijimos, es causada por un virus), las bacterias crean resistencia a los medicamentos. Luego pasa que estas bacterias resistentes pueden provocar una infección, y los antibióticos de uso común resultan ahora ineficaces. Eso está pasando actualmente.

 

 

Las enfermedades se vuelven más graves, las infecciones más difíciles de tratar, por lo que se tienen que crear nuevos tratamientos que al poco tiempo, y debido al círculo vicioso de antibiótico-bacteria resistente-infección poderosa, resultan ineficaces. Y sí: las bacterias se transmiten de una persona a otra. Una superbacteria podría provocar una pandemia mundial. Las bacterias evolucionan más rápido que los tratamientos, y eso debería preocuparnos: encontrarnos indefensos ante un problema que se gesta en nuestro cuerpo y del que somos culpables.

 

 

Además, debemos tener en cuenta que no sólo ingerimos medicamentos por nuestra propia voluntad. De manera indirecta grandes cantidades de antibióticos entran a nuestro cuerpo a través de los alimentos que comemos. La ganadería hace un uso indiscriminado de antibióticos de manera preventiva, aunque sin reparar en que la carne de los animales llegará a nuestras mesas y nos convertiremos en los consumidores finales de las sustancias con que hayan sido tratados.

 

 

La OMS recomienda que sólo consumamos antibióticos bajo prescripción médica y que nunca tomemos dosis mayores a las indicadas. Un dato revelador de nuestra afición a los antibióticos nos dice que hasta 2010 en México los antibióticos se encontraban, con un decoroso segundo lugar, entre los medicamentos que más se consumían. Al mismo tiempo la frecuencia nacional de resistencia a la penicilina del Streptococcus pneumoniae, bacteria causante de infecciones graves como la neumonía y la meningitis, se acrecentó. Si eres de las personas que suelen automedicarse, quizá haya llegado el momento de reconsiderarlo y consultar a un especialista. 

 

 

Con información de In a Nutshell

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te has automedicado antibióticos?