Hombre: el yoga también es para ti

Harmonía / 2016-02-12

En el mundo occidental la mayoría de las asistentes a clases de yoga parecen ser mujeres. Sin embargo en oriente, el yoga es practicado por todo tipo de personas sin distinción de sexo o edad. Ya que en realidad todos podemos experimentar los beneficios de una práctica que provee al cuerpo de fuerza y flexibilidad, calma las emociones y aclara la mente a través de ejercicios de respiración (pranayama),  posturas corporales (asanas) y meditación. 

 

Está comprobado que los hombres que integran el yoga a su vida diaria obtienen beneficios a nivel físico y psicoemocional. Tienen mayor vitalidad y con frecuencia se sienten rejuvenecidos ya que la práctica de posturas incrementa su fuerza y elasticidad, devuelve al cuerpo su alineación natural, lubrica las articulaciones y aumenta el flujo de sangre mejorando la oxigenación de todo el cuerpo.

 

Practicar yoga ayuda a complementar cualquier otra actividad física, llegando incluso a mejorar el rendimiento en otros deportes. Además el yoga es excelente aliado para recuperar la movilidad y liberarse del dolor  tras una lesión. 

 

Por otro lado, los ejercicios de respiración calman al sistema nervioso aquietando las emociones. Cuando practicamos yoga la presión sanguínea disminuye y también los niveles de cortisol, una hormona que producimos como respuesta al estrés.  Además secretamos oxitocina, la cual ha sido apodada como “la hormona del amor” ya que promueve los sentimientos de bienestar y felicidad ayudándonos a ser más empáticos. 

 

A nivel mental, la meditación ayuda a mejorar la atención, experimentar concentración profunda y claridad mental. Con frecuencia los practicantes notan un incremento en su rendimiento laboral y su capacidad para tomar decisiones. 

 

Pero si todo lo anterior aún no te convence para ir a una clase de yoga, recuerda que la práctica regular de asanas fortalece los músculos pélvicos, otorgando al practicante mayor vigor y un mejor dominio de la eyaculación. Por esta razón el kundalini yoga ha sido usada desde tiempos antiguos para tratar la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Además disuelve los bloqueos emocionales y psicológicos de las diferentes partes del cuerpo asociadas a la sexualidad.

 

Uno de los prejuicios que tienen los hombres con respecto al yoga es que no implica mucho esfuerzo físico. Para quienes gustan de los entrenamientos que implican fuerza y resistencia el yoga pareciera ser demasiado suave. Sin embargo es bueno recordar que esta disciplina abarca un amplio abanico de opciones.  Puedes probar desde las posturas de yoga restaurativa que ayudan a superar el cansancio, alinear el cuerpo y relajar la tensión hasta las fluidas secuencias del yoga ashtanga. Sin embargo, lo más recomendable es comenzar por una clase básica para aprender los principios de alineación corporal y las diferentes acciones simultáneas que implica cada postura. Recuerda que una buena alineación evitará que te lastimes y te ayudará a gozar de todos los beneficios del yoga. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar