El tránsito lento es más común de lo que te imaginas, ¡supéralo!

Harmonía / 2016-10-07

El tránsito lento realmente es más común de lo que te imaginas, ya que afecta a un 95% de la población en algún momento de su vida y se caracteriza por deposiciones infrecuentes y a veces dolorosas.

 

Todos los metabolismos son distintos y, por tanto, los tiempos en la digestión también varían para cada quien, sin embargo, se considera que una persona padece este problema cuando la frecuencia de sus evacuaciones es menor a 3 veces por semana.

 

Algunas molestias asociadas al tránsito lento son la sensación de hinchazón abdominal y la pesadez.

 

¿A qué se debe el tránsito intestinal lento?

 

Este padecimiento puede deberse a muchas causas, por ejemplo:

 

  • baja ingesta de fibra
  • falta de hidratación
  • exceso en el consumo de grasas
  • exceso de azúcares refinados
  • elevados niveles de estrés
  • sedentarismo

 

La edad, el embarazo y el consumo de algunos medicamentos, también pueden influir en el tránsito lento.

 

Tips para mejorar el tránsito lento:

 

La mejor manera de combatir el tránsito lento es adoptando un estilo de vida y hábitos alimenticios saludables:

 

  • Bebe por lo menos dos litros de agua natural al día. Evita, en la medida de lo posible, los refrescos.

 

  • Consume alimentos ricos en fibra y granos enteros: salvado, trigo integral, avena, etc.

 

  • Modera tu consumo de alimentos astringentes, es decir, que absorben agua, como el plátano o el arroz blanco.

 

  • Consume frutas que ayudan naturalmente al tránsito intestinal como la papaya o la ciruela pasa.

 

  • Incluye alimentos que le proporcionen probióticos a tu dieta, por ejemplo los lácteos fermentados como el yoghurt.

 

  • Realiza por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, recuerda que el sedentarismo es una causa de estreñimiento.

 

  • Intenta relajarte, está comprobado que el estrés y la ansiedad influyen de manera negativa en tu salud digestiva.

 

  • Realiza varias comidas pequeñas al día en lugar de dos o tres grandes. De este modo tu sistema digestivo se mantendrá trabajando.

 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: