Yoga para el desempance

María Elena Esparza / 2017-01-02

¡Por fin! El maratón Guadalupe Reyes vive sus últimos días y la mejor forma de darlo por concluido es emprender un camino de bienestar y balance basado en hábitos saludables. Seamos honestos, en esta temporada hay tantas fiestas y compromisos que resulta casi imposible salir libre de antojos y excesos que, a pesar de ser muy disfrutables en el momento, ya para estas fechas los resentimos en forma de cansancio y kilos extras. Pero no te preocupes; hoy te comparto una secuencia de yoga para reactivar tu cuerpo y deshacerte de las toxinas que dejaron las fiestas.

 

Las posturas que describo a continuación son intensas, pero se adaptan a cualquier nivel. ¿Cómo? Realízalas con honestidad: no fuerces tu cuerpo al grado de lastimarlo, pero tampoco seas condescendiente contigo mismo. Encuentra el punto en el que te actives de forma sana. Si eres principiante, trata de mantenerte en ellas al menos tres respiraciones y aumenta a cinco, siete o 10 conforme avances en tu práctica. Antes de iniciar, haz un calentamiento cardiovascular. Ahora sí, ¡a sudar!

 

1. Libera tu poder

Empezamos de pie para armar Utkatasana o Postura de la Silla. Junta los pies y flexiona las rodillas como si fueras a sentarte; cuida que tu cadera no se proyecte hacia atrás (un buen tip es mover ligeramente la pelvis hacia adelante). Contrae el abdomen, abre el pecho y lleva los brazos hacia el cielo.

 

2. Saca a tu guerrero interior

Da un paso largo hacia atrás con el pie derecho, flexiona la rodilla izquierda y sube los brazos lo más extendidos que puedas para hacer Primer Guerrero. Para generar más energía, púlsalo: sube con cada inhalación y profundiza la flexión de rodilla en la exhalación; revisa que no rebases la línea de tu tobillo. Cambia de lado.

 

3. Siente tu fuerza

Para hacer Purvottanasana o Postura de la Mesa siéntate en el tapete con las piernas extendidas, junta los pies y apoya tus manos cerca de la cadera con los dedos viendo hacia el frente. Deja los brazos extendidos y con la fuerza del abdomen sube la cadera hasta que tu cuerpo quede como una tabla. Si esto es demasiado, prueba hacerlo con las rodillas flexionadas.

 

4. Desintoxícate

Siéntate en cuclillas, eleva el brazo derecho y crúzalo por fuera de la rodilla izquierda para apoyar la mano al piso; sube el brazo izquierdo hacia el cielo y siente cómo exprimes tu abdomen. Un buen tip para todas las torsiones es empujar el ombligo hacia adentro. Cambia de lado y completa Pasasana o Postura de la Cuerda.

 

5. Expande tu energía

Vuelve a sentarte, flexiona las rodillas y coloca los brazos extendidos paralelos al piso. En el primer nivel sólo pon tus pies juntos en punta y sepáralos un poco del piso; más intenso, súbelos para que tus piernas se flexionen a 90 grados; si quieres aún más, extiende las piernas y sube los brazos. Navasana es una postura de control y fuerza abdominal que energiza todo el cuerpo. Al terminar, acuéstate boca arriba unos minutos, cierra tus ojos y conecta con tu respiración.

 

¿Quieres profundizar este trabajo de activación y purificación corporal? Inscríbete al programa Yoga para el desempance, que inicia el 10 de enero y es apto para todo nivel. Más información aquí. 

 

NAMASTE.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo sueles desintoxicarte de los excesos de las fiestas?