Correr y meditar, una combinación capaz de curar la depresión

Harmonía / 2017-01-31

Es ampliamente conocido que tanto correr como meditar tienen la capacidad de contrarrestrar la depresión. Sin embargo, un estudio publicado en la revista científica Traslational Psychiatry analizó lo que pasa si se combinan ambas actividades. De acuerdo con Tracey Shors, profesora de la Universidad Rutgers: 

 

Los científicos han sabido durante un tiempo que estas actividades por sí mismas, pueden ayudar a la depresión. Pero este estudio sugiere que cuando se realizan en conjunto hay una sorprendente mejoría de los síntomas depresivos, además de un incremento en la actividad cerebral sincronizada. 

 

La investigación incluyó a 52 participantes, de los cuales 22 habían sido diagnosticados con depresión. Durante 8 semanas, los voluntarios meditaron durante 30 minutos y completaron carreras de 30 minutos 2 veces a la semana. Los investigadores hicieron pruebas para determinar su habilidad para concentrarse y su estado de ánimo antes y después de las 8 semanas. Los 22 participantes con depresión declararon sentir una reducción del 40% de sus síntomas. Las personas que no tenían depresión también manifestaron un decremento de los pensamientos que les provocaban ansiedad y un incremento en su motivación. 

 

Los investigadores del estudio creen que combinar correr con la meditación resulta en un fortalecimiento de ciertos mecanismos neuronales del cerebro. Ha sido comprobado que cuando nos esforzamos en aprender algo, como meditar, ello estimula a nuestras neuronas del hipocampo a madurar, de tal manera que correr aumenta el número de nuevas células cerebrales en el hipocampo y la meditación posterior ayuda a mantener una mayor cantidad de esas neuronas vivas y funcionando. El valor de estos descubrimientos para quienes sufren de depresión es importante pues significa que pueden transformar ideas como éstas en acciones concretas y cosechar beneficios en su salud. Una buena forma de iniciar sería corriendo 30 minutos y luego realizar una meditación de igual duración. En palabras del maestro zen Thich Nhat Hanh:

 

La meditación nos puede ayudar a abrazar nuestras preocupaciones, nuestro miedo, nuestra ira y esta es la verdadera sanación. Dejamos que nuestra propia capacidad de sanar haga el trabajo. 

 

Te puede interesar: Una estrategia budista para lidiar con el miedo y el enojo

 

Con información de NY Times

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Corres o meditas?

Te podría interesar

Te podría interesar