¡Correr en temporada de frío sí es posible!

Harmonía / 2016-12-16

No es necesario que dejes de hacer lo que tanto te gusta ni que te encierres en el gimnasio para correr. Estos consejos te ayudarán a disfrutar tu salida a correr al aire libre tanto como en épocas de calor. ¡Ámarrate las agujetas, y a darle!

 

1. Vístete con capas, pero no tantas

La regla es: vístete como si la temperatura estuviera 8 grados más calurosa. Tendrás frío al empezar, pero con el movimiento desaparecerá en 5 o menos minutos. Piensa en ropa con tecnología aislante que atrapa el calor y seca más rápido (no uses algodón, no te protege), y en chamarras con ventilación en cuello y axilas para airearte conforme empiezas a sudar.

 

2. Protege tus extremidades

El frío entra por cabeza, manos y pies, así que sal a correr con gorro y guantes de lana o con tecnología aislante. Para los pies usa calcetines de lana; ponerte dos o tres pares de unos de algodón o sintéticos no los protegerán lo suficiente, estarán helados e irán enfriando todo el cuerpo.

 

3. Cubre tu rostro del viento

Si el viento es tan fuerte que te pica protege la piel descubierta de la cara, como nariz y labios, con vaselina.

 

4. Calienta en casa

Empieza a moverte dentro de casa para que vayas entrando en calor. Sube y baja las escaleras, salta la cuerda o haz algunas posiciones sencillas de yoga, como el saludo al Sol. El frío no se sentirá “tan frío” cuando salgas ya caliente. Importante: no chatees ni te tomes selfies al salir; arranca enseguida para no entumirte.

 

5. Inhala por la nariz y exhala por la boca

Al iniciar mete el aire por la nariz y sácalo por la boca para que el golpe del aire helado no sea tan fuerte para tu garganta ni se reseque enseguida. Cuando hayas entrado en ritmo, deja ir la respiración como más te acomode; tu garganta ya estará adaptada.

 

6. Hidrátate bien

Aun cuando el clima es frío, sudas y tu cuerpo pierde de 3 a 5% de su peso en agua durante la actividad física. Así que si vas a correr entre 30 y 90 minutos toma agua durante el ejercicio cada vez que sientas sed, y cuando termines recupera las sales y los minerales perdidos con alguna bebida isotónica de 500 mililitros. Confía en tu sensación de sed; esa es la clave para mantenerte hidratada, porque unos cuerpos sudan más que otros.

 

7. Cámbiate de ropa al terminar

La temperatura de tu cuerpo cae enseguida de que dejas de correr. Para evitar enfriarte, cámbiate de ropa inmediatamente (de pies a cabeza). También procura tomar una bebida caliente lo más pronto posible.

 

8. Refuerza tu sistema inmunológico

En esta época aumenta tu ingesta de vitamina C. Puedes hacerlo de manera natural comiendo más frutos del bosque, kiwi, pimiento rojo y verde, jitomates, espinaca y zumos de guayaba, toronja, naranja y limón. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo corres cuando el clima es frío?
¿Añadirías algún consejo a esta lista?