Como modificar tu patrón de sueño y ser más productivo

Harmonía / 2016-02-22

Dormimos un tercio de nuestras vidas. Se podría decir que todos somos unos expertos en ello, pero a pesar de que gracias a la ciencia sabemos mucho de lo que pasa en nuestro cuerpo cuando dormimos, aún no tenemos una respuesta para la pregunta fundamental: ¿por qué lo hacemos? Algunos especialistas piensan que pasar tanto tiempo de nuestras vidas en una actividad que nos deja totalmente vulnerables es un gran error en la evolución. También ha habido creativos como Leonardo Da Vinci, Thomas Alva Edison o Nikola Tesla que experimentaron consigo mismos para tratar de reducir las horas que pasaban dormidos e incrementar sus horas productivas. 

 

Esto es conocido como sueño polifásico y es un regimen que distribuye las horas de sueño en varias pequeñas siestas a lo largo del día, disminuyendo significativamente las horas totales de sueño. Básicamente hay tres sistemas para hacerlo: Everyman, Dimaxion y Uberman. Las diferencias entre ellos radican en las variaciones en cuanto a la distribución y la duración de las siestas.

 

Sin embargo, antes de probar cualquiera de ellos es bueno consultarlo con un médico, ya que modificar el patrón del sueño podría estar contraindicado para algunas enfermedades. La falta de sueño afecta nuestra cognición y nuestra capacidad para estar alerta haciéndonos más susceptibles a accidentes vehiculares y laborales. Además puede crear tensión en nuestras relaciones personales afectando negativamente nuestra calidad de vida. Dormir es fundamental. 

 

Pero si deseas probar el sueño polifásico es importante que estés consciente de que para establecer un régimen como este es necesario reunir las condiciones para poder dormir siestas durante el día. Esto puede ser complicado dentro de un sistema laboral o educativo tradicional.  ¿Podrías tomar 30 minutos para una siesta a la mitad de tu jornada? ¿O cada tres horas? ¿Qué piensa tu pareja al respecto?¿Cuál es tu propósito?¿Por cuánto tiempo deseas hacerlo? Este sistema tiene ventajas pero quienes lo usan generalmente lo alternan con temporadas de un patrón de sueño más tradicional, durmiendo varias horas de corrido durante la noche y manteniéndose despiertos durante el día (sueño monofásico).

 

Lo fundamental es no perder de vista el equilibrio entre la vigilia y el sueño, la productividad y el descanso pues en palabras de Leonardo da Vinci :“Igual que un día bien empleado procura un sueño feliz, una vida bien empleada procura una muerte feliz”. 

 

Fuente: QZ 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar