¿Cómo saber si tengo una infección vaginal?

Harmonía / 2016-07-20

Las infecciones vaginales afectan a mujeres de todas las edades y , aunque ocurre, no siempre son el resultado de una relación sexual. La mayoría de las mujeres ha tenido una infección vaginal al menos una vez en su vida.

 

El término médico para las infecciones vaginales es vaginitis y puede ser ocasionada por bacterias, hongos o tricomoniasis. Cada tipo de infección es distinta por lo que no se pueden combatir con el mismo tratamiento, por eso es muy importante acudir al médico en cuanto sospechas que padeces una.

 

Existen etapas en la vida de las mujeres en las que son más propensas a contraer infecciones vaginales, por ejemplo durante el embarazo, debido a que el pH de tu zona íntima se modifica, o después de un tratamiento con antibióticos que puede afectar la microbiota vulvo-vaginal que protege de las infecciones.

 

Si presentas uno o más de los siguientes síntomas, es probable que padezcas una infección vaginal:

 

·       Sientes comezón o irritación

·       Presentas dolor durante las relaciones sexuales

·       Sientes ardor al orinar

·       Notas cambios en la consistencia, color, olor o cantidad de la secreción vaginal

 

 

Es muy importante prestar atención a tu cuerpo y conocer sus reacciones ante los distintos cambios hormonales de tu ciclo menstrual, embarazo o menopausia. El autoconocimiento se traduce en salud.

 

Por último, te dejamos algunas recomendaciones básicas para tu salud vaginal:

 

·       Evita las tinas y las sales de baño.

·       Usa ropa interior de algodón.

·       Cámbiate frecuentemente de toalla sanitaria o tampón.

·       Evita la ropa muy ajustada o de materiales sintéticos.

·       Evita el uso de desodorantes vaginales, talcos o toallitas perfumadas.

·       Evita los lubricantes de aceite.

·       No utilices duchas vaginales.

·       Para lavarte, utiliza un shampoo especializado para el cuidado de tu zona íntima como Lactacyd que matendrá el balance natural (pH) de tu zona íntima, haciéndote sentir más fresca, cómoda y protegida.

·       Límpiate y sécate de delante hacia atrás para evitar pasar bacterias de tu recto a tu zona vaginal.

·       Evita la depilación total, el vello púbico protege tu vagina contra bacterias e irritaciones.

 

Si tienes dudas acerca de cómo cuidarte o crees que puedes tener una infección vaginal, no te automediques, podrías estar encubriendo síntomas de algún problema más serio, consulta siempre a un profesional. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: