Cómo revertir los efectos en tu cuerpo de pasar muchas horas sentado

Harmonía / 2017-03-21

Nos hemos vuelto escandalosamente sedentarios; parecemos estatuas, pasamos gran parte de nuestro tiempo sentados: trabajando frente a la computadora, perdiendo el tiempo frente al televisor o departiendo en algún bar con los amigos. Este hecho, estar sentados durante largas jornadas, repercute negativamente en la salud. Por ejemplo, estar mucho tiempo sentados provoca una falta de contracción muscular, fenómeno que hace que disminuya el flujo de sangre a través nuestro cuerpo y que implica una reducción de la eficiencia de los procesos biológicos. Esto hace que nuestro organismo no se encuentre en las mejores condiciones y, por el contrario, nuestra salud tiende a minar y empeorar. Una persona sedentaria que pasa mucho tiempo sentada puede padecer del sistema digestivo y la columna vertebral, y aumenta la probabilidad de que padezca artritis y problemas de rodillas. Pero no todo está perdido. Te presentamos cuatro maneras fáciles y sencillas de revertir y prevenir el daño ocasionado por estar sentado: 

 

1. Siéntate bien

El verdadero problema muchas veces no radica en estar sentado, sino en estar mal sentado. El truco consiste en guardar una buena postura. Es decir, poner los pies en el suelo, enderezar la espalda y levantar la barbilla ligeramente. Si trabajas en la computadora, ponla de forma que ni tu vista ni tu cuello se cansen. 

 

2. Evita algunas posiciones

Una vez encontrada una buena postura podemos intentar evitar algunas posiciones; por ejemplo, no cruzar las piernas en la silla, pues esto aumenta la probabilidad de padecer enfermedades del aparato circulatorio. 

 

Te puede interesar: Expertos recomiendan los mejores alimentos para cada hora del día

 

3. Interrumpe tu sedentarismo cada 30 minutos

Es de suma importancia que te levantes de la silla y hagas otra cosa, como ejercicios ligeros, cada cierto tiempo. Nuestro organismo necesita oxigenarse cada 30 minutos más o menos para, entre otras cosas, mantener una buena circulación. Nuestra jornada de estar sentados podría incluir alguna caminata rumbo a la cafetería o al menos al baño de la oficina, cada media hora. 

 

4. Incorpora movimientos mientras estás sentado

Es importante incorporar algunos movimientos físicos. Cuando interrumpas el estar sentado, puedes ponerte en cuclillas. Estando sentado puedes mover los brazos, las piernas, y practicar ejercicios de respiración. Ten presente que tener una buena práctica de higiene postural hace que disminuya el riesgo de padecer un sinfín de enfermedades óseas, digestivas y circulatorias. 

 

Con información de The Good Human

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: