Cómo evolucionan la alimentación y la microbiota en las diversas etapas de tu vida (VIDEO)

Harmonía / 2016-11-07

La microbiota intestinal determina una parte importante de la salud del cuerpo en general. Así es, dentro de las células que conforman esta aparentemente pequeña parte del cuerpo, se encuentran el 70% de las células del sistema inmune. Por eso creemos que es tan importante cuidar los hábitos alimenticios y de estilo de vida que definen parte de su composición.

 

¿Sabes a qué nos referimos? Todo lo que comemos afecta directamente a las bacterias que conforman nuestra microbiota intestinal pues éstas también se alimentan de acuerdo a nuestra dieta. Por eso es imprescindible mantener una alimentación saludable y diversa que fomente el desarrollo de bacterias probióticas, las cuales confieren un beneficio a la salud del cuerpo.

 

Te recomendamos: ¿Qué ocurre después de consumir probióticos por un tiempo prolongado?

 

Y por si fuera poco, ¡la microbiota se modifica en cada etapa de la vida! En la infancia, nuestra microbiota está determinada por el momento del parto, la lactancia y por la dieta que alimenta al bebé. En esta etapa de la vida, ciertos microorganismos probióticos como bifidobacterias están presentes en la microbiota intestinal, pero éstos comienzan a perderse conforme pasa el tiempo y, por eso, al llegar a la adultez y sobre todo en adultos mayores, la composición de la microbiota puede haber perdido parte de sus bacterias beneficiosas, que deben recuperarse mediante la adquisición de ciertos hábitos de estilo de vida y alimentación que sean saludables, para poder preservar la salud del cuerpo en general.

 

El Dr. Paul O’Toole de la Universidad de Cork en Irlanda divide la evolución de la microbiota en tres etapas:

 

Infancia - Assembly

Esta etapa se refiere a la adquisición de la composición de la microbiota. Como se ha mencionado antes, la microbiota de la infancia se define en momentos como el parto o la lactancia, así como con el consumo de antibióticos en los bebés, su alimentación y otros factores externos.

 

Adulto - Stability

La microbiota que se adquiere desde la infancia permanece casi idéntica durante el resto de nuestra vida hasta la adultez. Sin embargo, la microbiota del adulto puede presentar periodos disruptivos que generan malestares digestivos. En la adultez se tienen cerca de 400 cepas distintas de bacterias en la microbiota. Una dieta variada y nutritiva contribuye a la estabilidad de la una microbiota saludable. Lo mismo que el consumo de alimentos con probióticos (como el yoghurt), fibra, vitaminas, minerales y la adquisición de hábitos saludables que reduzcan el estrés.

 

Adulto mayor - Collapse

Aunque el término adquirido por el Dr. Paul O’Toole para el estado de la microbiota en esta etapa de la vida es un poco alarmante, se refiere a un momento de “colapso” en el cual la microbiota presenta una disminución de microorganismos beneficiosos para la salud digestiva. En los adultos mayores la diversidad de la microbiota disminuye gradualmente y por eso es vital el cuidado de la nutrición y los hábitos saludables.

 

Factores como cambios en la alimentación, lugares de residencia, edad y género, entre otros, determinan el estado de la microbiota y, como hemos mencionado, la salud en general. La buena noticia es que mediante la adquisición de hábitos saludables se puede contribuir en la diversidad de los microorganismos que confieren un beneficio para la salud del cuerpo. No esperes a que el tiempo pase y cuida tu salud desde ahora. 

 

¿Quieres saber más? ¡No te pierdas el siguiente video! 

 

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿En qué etapa te encuentras?
¿Has sentido cambios en tu microbiota con el tiempo?