¿Tránsito lento? Dile adiós con estos ejercicios

Harmonía / 2016-04-22

El tránsito lento es un malestar digestivo que ocurre por llevar una mala alimentación, estresarse o preservar una vida sedentaria, entre otros motivos. Entendemos que puede ser difícil encontrar el tiempo para ejercitarte con frecuencia, pero si padeces tránsito lento prueba estos sencillos y caseros ejercicios para combatirlo.


 

Caminata

Si tienes de 30 a 60 minutos al día, camina. Hacerlo a buen ritmo activa al cuerpo y favorece la digestión. Cuando estés caminando, concéntrate en apretar el abdomen y respirar profundamente (sin causar tensiones) y así sentirás el movimiento de tu cuerpo mientras activas tu zona digestiva.

 

Balanceo de piernas

Recuéstate sobre el suelo y dobla las piernas sobre el pecho. Balancea tu cadera llevando las piernas hacia arriba y hacia abajo hasta que tus pies toquen el suelo, pero no despegues del piso tu espalda alta ni baja. Repite 10 veces despacio.

 

Masaje abdominal

Acostado boca arriba realiza un masaje suave empezando por la derecha de tu abdomen, luego pasa por encima del ombligo y baja por el lado izquierdo. También puedes masajear tu vientre en forma circular para reactivar el trabajo intestinal y relajar los músculos abdominales.

 

Respiración abdominal

Acostado boca arriba con las piernas flexionadas y las manos sobre el abdomen, respira hinchando el abdomen durante la inspiración y vacía en la espiración. Siente el movimiento de tu área intestinal. Repite varias veces. También puedes probar esta respiración en cuatro puntos (rodillas en el piso a la altura de las rodillas y manos en el piso a la altura de los hombros).

 

Elevación de pelvis

Acostado boca arriba y con las rodillas flexionadas, pega la espalda alta al suelo y eleva la pelvis lentamente. No desprendas los hombros del suelo ni los pies del piso. Respira y baja poco a poco hasta dejar la espalda baja en el suelo de nuevo.

 
Disminuir la frecuencia de malestares digestivos como tránsito lento es de suma importancia para mejorar la confianza y seguridad de las personas. Sentirse ligeros y cómodos con nuestro propio cuerpo ayuda a que todas nuestras actividades puedan hacerse con calma y calidad. Esperamos que estos ejercicios te funcionen y, si conoces otros, puedes contarnos aquí. 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: