Cinco cosas que no sabías de la úlcera gástrica

/ 2015-12-19

La úlcera gástrica es una llaga abierta o herida en el revestimiento del estómago. En México ocupa el 15o. lugar como causa de muerte en individuos mayores de 65 años. Te dejamos cinco datos que te ayudarán a conocer los detalles de este padecimiento:


 

  1. El origen de la úlcera gástrica

Normalmente el estómago se encuentra recubierto por una capa mucosa que lo protoje del ácido que se secreta dentro de él, así como de diversos agentes externos considerados irritantes (por ejemplo, algunos medicamentos). Cuando estas capas se van perdiendo o se van alterando por alguna infección, el estómago puede desarrollar una úlcera gástrica.

 

  1. Síntomas de la úlcera gástrica

Los síntomas de la úlcera gástrica son dolor en la parte superior del abdomen (generalmente como consecuencia de la ingestión de alimentos o por las noches), náusea, vómito, falta de apetito y ardor de estómago como si se tratara de quemaduras internas.

 

  1. Complicaciones que puede tener un paciente con úlcera gástrica

Cuando una úlcera gástrica sangra puede aparecer hemorragia digestiva. En ese momento puede ocurrir la perforación del estómago y en ocasiones peritonitis que afecta los órganos cercanos como páncreas, colon e hígado. Se caracteriza por una brusca aparición de dolor abdominal y por la presencia de anemia o dolor digestivo frecuente.

 

  1. Diagnóstico de la úlcera gástrica

El diagnóstico tiene que ser realizado por un médico preferentemente gastroenterólogo. Se realiza una exploración física y una revisión del conjunto de síntomas. También pueden ser necesarios estudios de laboratorio como la endoscopía o los estudios microbiológicos.

 

  1. Tratamiento de la úlcera gástrica

El tratamiento consiste en brindar medicamentos inhibidores de la secreción ácida. Debe complementarse con una dieta correcta que realice comidas pequeñas y frecuentes, no muy abundantes, y evitando alimentos con exceso de grasa, condimento o proteína. También deben evitarse los ayunos prolongados y se recomienda el uso de lácteos fermentados que incluyan bacterias probióticas como auxiliares en el tratamiento médico.  

 

Aún después del tratamiento las úlceras gástricas pueden volver a aparecer, por eso es recomendable mantener un estilo de vida saludable, evitar el tabaco, el alcohol en exceso, la automedicación y el estrés. Recuerda mantener una alimentación balanceada que incluya frutas y verduras, así como yoghurt y lácteos fermentados.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: