Cinco cosas que no sabías de la lactancia

Harmonía / 2015-12-18

La Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve la lactancia como una forma de nutrición óptima en lactantes y niños pequeños pues beneficia la salud y la supervivencia de ellos si se combina con una buena alimentación. Aquí te contamos cinco cosas que tal vez desconocías sobre esta costumbre:

 

 

  1. El primer alimento con probióticos que recibe el ser humano es la leche materna. Por eso, cuando la lactancia no es posible se emplean como alternativa fórmulas infantiles que contemplan el uso de probióticos y prebióticos como parte de sus componentes.

  2. La OMS recomienda la lactancia materna como alimentación exclusiva durante seis meses. Luego propone continuar con alimentos apropiados y seguros para la edad a partir de ese momento, pero con el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años o más.

  3. La lactancia materna y la alimentación complementaria durante los primeros cuatro años de edad influyen en la composición de la microbiota intestinal de los niños. La microbiota también es resultado de la herencia y la exposición al medio ambiente desde el momento de nacer.

  4. La lactancia materna, combinada con una alimentación complementaria, previene la malnutrición y puede salvar la vida de cerca de un millón de niños. Se estima que si se amamantara a cada niño durante la primera hora tras su nacimiento y durante los primeros seis meses de vida hasta los dos años, cada año se salvarían unas 800,000 vidas infantiles.

  5. A pesar de que las tasas de lactancia materna no disminuyen a nivel mundial y que muchos países han experimentado un aumento significativo de esta forma de alimentación en la última década, sólo el 38% de los niños menores de seis meses de edad en el mundo en desarrollo reciben leche materna exclusivamente y sólo el 39% de los niños de 20 a 23 meses de edad se benefician de esta práctica.

 

Las investigaciones en torno a los beneficios de la lactancia materna prosiguen, pero sin duda durante los últimos decenios se han acumulado pruebas de sus ventajas. Si estás embarazada o tienes un bebé, considera las recomendaciones de la OMS y prueba diversas opciones para dar o sustituir la leche materna.

 
 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: