7 hábitos que no sabías que te hacen subir de peso

Harmonía / 2016-04-27

Si has decidido comenzar a llevar una vida más saludable, te ejercitas y cuidas tu alimentación pero no ves resultados en la báscula, quizá tu error no se encuentra en tus nuevos buenos hábitos si no en los viejos malos hábitos de los que aún no te deshaces. Te decimos cuáles son:

 

1. No estás bebiendo el agua que necesitas

La buena hidratación es fundamental para el buen funcionamiento del organismo pues ayuda a eliminar las tóxinas y a digerir mejor los alimentos, además, produce una sensación de saciedad. Si estás buscando perder peso pero no acostumbras beber suficiente agua no lo vas a lograr.

 

2. Duermes menos de 7 horas

El organismo quema calorías y se limpia de toxinas mientras duerme, sin embargo, si tus ciclos de sueño son menores a 7 horas cada noche, es muy probable que tu cuerpo adquiera la tendencia a acumular grasas y necesite de más alimento para mantener sus niveles de energía que se verán afectados.

 

3. No logras relajarte

¿Sabías que el estrés también engorda? Si estás sometido a cantidades elevadas de estrés, podrías comenzar a desarrollar ansiedad por comer para calmar tus nervios lo que se convierte en un perfecto sabotaje para tu régimen alimenticio. Muchas veces, esa supuesta hambre o hueco en el estómago no es más que angustia.

 

4. Comes frente al televisor

Las "botanas" frente al televisor son la mejor manera de perder el control de lo que ingieres. Cuando tu atención está puesta en otra cosa, no eres consciente de cuánto estás comiendo, ¿te ha pasado que cuando te das cuenta ya te acabaste una bolsa de papas? Comer frente al televisor no te permite controlar las raciones de los alimentos a menos que los raciones al momento de servirlos. 

 

5. Comes fuera de casa muy seguido

Una de las grandes ventajas de la comida casera es que tú puedes controlar los ingredientes y las porciones. En cambio, si acostumbras comer fuera de casa más de tres veces a la semana, lo más probable es que termines ganando peso pues está demostrado que cuando comemos en la calle tendemos a elegir alimentos poco saludables y muy calóricos.

 

6. Consumes muchas bebidas alcohólicas

No importa que tanto cuides tu alimentación, si consumes bebidas alcohólicas no lograrás perder peso. Además de que el alcohol provoca que el cuerpo se inflame, principalmente el estómago, su composición es altamente calórica. Por si fuera poco, cuando ingieres alcohol de forma regular. tu metabolismo se dedica a intentar procesarlo en lugar de ocuparse de los alimentos, por lo que tiendes a acumular más grasa.

 

7. No desayunas

el desayuno es la comida más importante del día, pues es la que te aporta la energía que tu cuerpo metabolizará durante toda la jornada. Hay quienes, con el pretexto de cuidar su peso, deciden no desayunar sin saber que eso sólamente alentará su metabolismo. Si te saltas el desayuno tu cuerpo entrará en un estado de "deseperación", es decir, de ahorro, que, además de hacerte sentir confundido física y mentalmente, lo forzará a retener toda la grasa que consuma, porque no sabe cuándo le puede volver a faltar.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: