7 hábitos para tener un corazón saludable

Harmonía / 2017-10-09

La salud del corazón es indispensable. Tan es así, que la vida depende por completo del funcionamiento de este órgano encargado de bombear sangre por todo el cuerpo. Por eso, cuando una persona tiene problemas de salud del corazón, suele tener afectaciones en el correcto funcionamiento del resto de su cuerpo o al menos de funciones vitales para mantenerse con vida.

 

Pero esta información no es para alarmarnos, sino para cuidarnos. En relación a la salud del corazón, aquí proponemos siete hábitos para tener un corazón saludable.

 

1. Hacer ejercicio

El ejercicio beneficia a toda la salud en general. Por eso parece estar presente en todas las recomendaciones de los expertos para mantener el cuerpo saludable. En el caso de la salud del corazón, el ejercicio mejora el sistema cardiorrespiratorio, aumenta el colesterol “bueno”, reduce los triglicéridos en la sangre, reduce la presión arterial y el ritmo cardíaco y mejora la respuesta a la insulina y el control de los niveles de azúcar.

 

Sigue con: ¿Cuáles son las “grasas buenas” y cuáles las “grasas malas”?

 

2. Revisar la presión

Es importante saber que el corazón no se está esforzando de más, y esto se puede averiguar al revisar la presión arterial de manera constante. La presión no debe exceder 120/80 en un adulto, y cuando vivimos con presión alta o hipertensión, corremos el riesgo de debilitar al corazón y dañarlo.

 

3. Cuidar los niveles de colesterol

Sobre todo, cuidar los niveles de colesterol DHL o “bueno”, el cual protege la salud cardiovascular; también los niveles de LBD, lipoproteína de baja densidad o colesterol “malo” que se asocia con problemas cardiovasculares y los niveles de triglicéridos, que también afectan la salud del corazón. Para regular los niveles de colesterol se recomienda comer pescado, nueces, aceite de oliva, leguminosas, manzanas y cítricos.

 

4. Cuidar los niveles de azúcar

Para regularlos se recomienda el ejercicio y una dieta balanceada, así como dormir suficiente, mantener un peso saludable, reducir el consumo de alcohol y cafeína y controlar el estrés.

 

5. Prestar atención a nuestra dieta

Hay alimentos que fomentan la salud del corazón como leguminosas, granos integrales, aguacates, semillas, mariscos, alimentos fermentados y grasas buenas.

 

6. Mantener un peso saludable

El exceso de grasa en el cuerpo no es sólo una cuestión de estética o peso; también contribuye a la inflamación del cuerpo, a la resistencia a la insulina y a lastimar las arterias.

 

7. Evitar el tabaco

El consumo de tabaco o productos de tabaco es la principal causa de problemas cardiovasculares. Además, fumar se asocia con enfisema, cáncer, enfermedades de la boca, y daña casi todos los órganos del cuerpo. En relación a la salud cardiovascular, fumar daña las células, aumenta la presión arterial, reduce los niveles de colesterol “bueno”, causa enfermedades arteriales y de presión, y aumenta al doble los riesgos de tener un infarto en comparación con las personas que no fuman.

 

Si consideras que podrías cuidar tu salud cardiovascular al modificar estos hábitos, te recomendamos que tomes en cuenta estos consejos. Recuerda que en cuanto modificamos algunas costumbres, las diferencias comienzan a notarse.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: