5 tips para no comer de más

Harmonía / 2016-06-15

Comer en exceso provoca desórdenes en nuestro organismo: se liberan ácidos de más para tratar de contrarrestar la abundancia de alimento dentro del estómago, ácidos que provocan ardor. Se liberan gases que no deberían estar presentes en el proceso digestivo. El aumento físico del tamaño del estómago, el estómago tiene capacidad de 1 o 1.5 litros y puede duplicar su tamaño, literalmente empuja y aplasta otros órganos próximos a él. Todo este conjunto de fenómenos se detona y nos hacer sentir malestar, aunque solemos ignorarlo. Así como desatendemos las alertas cuando nuestro cerebro nos dice que 'basta'; mientras comemos el intestino segrega una hormona llamada péptido tirosina que activa los receptores cerebrales que indican saciedad, esto es un mecanismo de seguridad para evitar que explotemos. Nuestro cuerpo es definitivamente sabio.

 

El estómago tiene la capacidad de estirarse como un elástico, como un globo, los alimentos llegan a él a través del esófago (de la boca al estómago tardan 10 segundos). El estómago se comprime cada 20 segundos para mezclar la comida. Los alimentos pasan determinado tiempo en el órgano para ser digeridos: las frutas y verduras de tres a cuatro horas; pan, carne, de cinco a ocho horas; los líquidos como la sopa o el agua, apenas se detienen, la leche tarda un poco más; las grasas, 8 horas. En realidad digerimos muy rápido, si lo comparamos respecto a la fuerza física, económica, como sociedad, que invertimos para producir los alimentos.

 

Comer en exceso es una de las peores prácticas que podemos tener, no solo afecta la salud, sino otros aspectos de la vida: hace que gastemos de más, nos quita tiempo, nos vuelve más sedentarios. Por eso te damos cinco consejos que ayudarán a que no comas de más.

 

1. Come despacio.

Se sugiere tomar tiempo para comer, así como se requieren ocho horas de sueño, también hay que darle un espacio de importancia a nuestra alimentación. Eso nos ayudará a tener una buena digestión y a percibir el momento de saciedad, comer rápido solo nos provocará estrés.

 

2. Recuerda que quieres estar sano.

Recuerda cuán importante es tu salud, eso evitará que te indigestes.

 

3. Aléjate de la comida.

Es muy probable que sucumbas a las tentaciones. Funciona alejarse de ellas, ¿lo sabías?

 

4. Hidrátate.

Solemos confundir deshidratación con hambre, tomar agua en el transcurso del día evitará que comamos de más, que comamos entre comidas o más allá de la saciedad.

 

5. Si comes de más, trata de optar por frutas o alimentos ligeros.

Si vamos a comer de más porque eso es lo que te gusta, hay que tratar de elegir frutas, o alimentos conprobióticos, como el yoghurt, que además nos ayudarán a mantener el equilibrio en la microbiota intestinal y potenciar el sistema inmune.  

 

¿Sueles comer de más, qué haces al respecto? ¿Tienes alguna dieta favorita?

 

Con información de Women's Health

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: