4 sorprendentes beneficios de caminar un poco después de comer

Harmonía / 2017-11-25

Quizá una de  las actividades físicas básicas más beneficiosas que podemos realizar es caminar. Es algo que hacemos para desplazarnos de un lugar a otro, pero que también tiene importantes beneficios para nuestra salud integral. Actualmente, pasamos demasiadas horas sentados y esto tiene un efecto negativo en nuestra salud general. Sin embargo, no es necesario someterse a rígidas y demandantes rutinas de ejercicio. Todo puede empezar con una breve caminata. Estos son algunos de los beneficios de caminar:

 

1. Estimula el metabolismo

Llevar un estilo de vida activo no sólo puede ser nuestra oportunidad de cambiar nuestros hábitos y comer más sanamente, sino que también mantiene a nuestro metabolismo funcionando de manera óptima. Una caminata después de comer estimula los procesos metabólicos, lo cual tiene un efecto positivo en el funcionamiento de los órganos del cuerpo.

 

2. Mejora la circulación

Realizar una caminata de 15 minutos después de comer disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol, pero también mejora la circulación en varias partes del cuerpo. Esto se debe a que cuando caminamos hay más oxígeno y nutrientes que llegan al corazón, lo cual, a su vez, mejora la circulación.

 

Te puede interesar: Un ejercicio de respiración para meditar mientras caminas

 

3. Estabiliza los niveles de azúcar

Después de comer los niveles de azúcar en la sangre suben considerablemente, ya que el cuerpo está procesando la comida para absorber los nutrientes. Caminar después de comer permite al cuerpo utilizar el exceso de glucosa secretada, estabilizando los niveles de esta sustancia en la sangre.

 

4. Ayuda a mantener un peso saludable

Caminar quema calorías, pero eso no es todo; también estimula la secreción de endorfinas  y la sensación de bienestar que las acompaña, ayudando a regular la ansiedad que puede llevarnos a comer de más. Además, el mejoramiento general del metabolismo contribuye a la pérdida de peso.

 

No es necesario que realices ejercicios intensos; puedes realizar varias caminatas de 15 minutos, una cada día. Asimismo, cada que vez que camines después de comer, recuerda que estás obteniendo los beneficios añadidos de esta actividad. Por si esto fuera poco, caminar sin rumbo fijo puede terminar estimulando tu creatividad. Así que empieza hoy, y añade bienestar a tu vida con una breve caminata.

 

Con información de Mayo Clinic

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Sueles caminar después de comer?