4 recetas caseras para combatir la caspa

Paulina Sánchez / 2017-10-24

La caspa es un molesto trastorno del cuero cabelludo que provoca picazón y formación de escamas de piel seca. Sin duda, es un padecimiento estéticamente desagradable y físicamente molesto. Afortunadamente, puede controlarse mediante una rutina natural y sostenible de cuidado del cabello. Estos son cuatro ingredientes que pueden utilizarse en conjunto con un tratamiento de champú anticaspa, o bien, pueden aplicarse solos, aunque, como sucede con cualquier remedio natural, tardan un poco más en ofrecer resultados.

 

Vinagre blanco

Este producto siempre ocupa el puesto número 1 en la lista de remedios caseros anticaspa. Esto se debe a que 5% del vinagre se compone de ácido acético, el cual genera un ambiente poco favorecedor para el crecimiento de bacterias y hongos. Una manera de aplicarlo es disuelto en agua, en una proporción de vinagre y agua de 1 a 3. Tras lavar el cabello con la solución y dejarla actuar alrededor de 4 minutos, se debe enjuagar el cabello sin aplicar champú. Una alternativa distinta es remojar el cabello con vinagre, envolverlo con una toalla y dejarlo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente, el cabello se puede lavar de la manera acostumbrada y, según los expertos, no permanecerá impregnado de olor.

 

 

 

Árbol de té

El aceite de árbol de té es un antiséptico natural y fungicida potente, cuyo uso medicinal ha sido aprovechado por los aborígenes australianos desde hace años. Algunas marcas de champú anticaspa incluyen aceite de árbol de té entre sus ingredientes, pero si tu marca preferida no lo contiene, puedes añadirlo al champú de tu elección. En una tienda naturista, compra una botellita de aceite de árbol de té natural y orgánico, y mezcla una gota por cada 30 mililitros de champú. Otra alternativa es añadir 10 gotas de aceite de árbol de té a una cucharadita de aceite de almendras. Aplícalo en el cuero cabelludo y date masaje. Deberás dejarlo actuar por 30 minutos antes de lavar el cabello. 

 

 

 

Gel de sábila

La sábila es tan versátil que ayuda a aliviar quemaduras, problemas de gastritis y, por supuesto, caspa. Esto se debe a que posee propiedades antibacterianas y antifúngicas ideales para eliminar la caspa.  Aplica gel de aloe vera en tu cuero cabelludo y déjalo actuar durante 10 minutos antes de lavarte el cabello. Una vez en la ducha, fortalece el tratamiento utilizando un champú de sábila orgánico. Para elaborar un tratamiento más poderoso, combina una cucharada de gel de aloe con el jugo de un limón y aplícalo de la manera indicada.

 

 

 

Tomillo

Esta hierba tan popular en la cocina tiene propiedades medicinales conocidas por culturas tan antiguas como la egipcia. Es un potente antiséptico y fungicida, por lo cual resulta útil en el tratamiento para la caspa. Hierve seis cucharadas de tomillo deshidratado en tres tazas de agua, cuélalo y déjalo enfriar. Una vez que esté tibio, remoja tu cabello con la solución y masajea el cuero cabelludo. Déjalo actuar sin necesidad de enjuagar.  

 

 

Te puede interesar: Soluciones duraderas para la caspa

 

Además de estos cuatro ingredientes naturales, existen otras alternativas que también son efectivas para solucionar los problemas de caspa. Entre ellas, los más populares son el aceite de oliva aplicado directamente en el cuero cabelludo, tres aspirinas machacadas y disueltas en tres cucharadas de champú –el ácido acetilsalicílico es un componente común en los champús anticaspa–, y dos cucharaditas de bicarbonato de sodio disueltas en agua.

 

Antes de continuar con cualquier tratamiento, realiza una prueba de 1 día para ver la reacción que tiene tu piel al ingrediente de tu preferencia. 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: