41 signos de que estás estresado y qué puedes hacer al respecto

Harmonía / 2017-02-14

Puede parecer difícil de creer, pero puedes estar tan estresado y acostumbrado a ese estado que dejas de darte cuenta. Es decir, quizá te sientes fatal pero has pasado tanto tiempo así que ya no te acuerdas de cómo es sentirse bien, de lo que es no sentir tensión en el cuerpo, dolor de cabeza, ansiedad, cambios bruscos de ánimo y falta de energía. Incluso hay conductas que puedes tener y que están asociadas a niveles altos de estrés pero que tú jamás relacionarías con la tensión que cargas. La cuestión es que para remediar esta situación primero debes reconocerla. Estas son 40 señales de que necesitas detenerte un momento y reconsiderar cómo llevas tu vida: 

 

1. Dolores de cabeza frecuentes, apretar la mandíbula. 

 

2. Apretar los dientes y rechinarlos.

 

3. Tartamudear.

 

4. Temblor en los labios o manos.

 

5. Dolor de cuello, espalda y espasmos musculares. 

 

6. Mareos y la sensación de estar a punto de desmayarte. 

 

7. Escuchar zumbidos. 

 

8. Sudoración abundante y frecuente. 

 

9. Pies y manos fríos y sudorosos. 

 

10. Boca seca y problemas para deglutir. 

 

11. Resfriados e infecciones frecuentes.

 

12. Reacciones alérgicas frecuentes y que no parecen tener otra explicación. 

 

13. Dolor de estómago y náusea. 

 

14. Trastornos digestivos, como estreñimiento o diarrea. 

 

Te puede interesar: Cómo  las emociones afectan tu digestión y qué puedes hacer al respecto

 

15. Dificultad para respirar; suspiras con frecuencia para intentar oxigenarte. 

 

16. Ataques de pánico súbitos. 

 

17. Dolor de pecho, palpitaciones, ritmo cardíaco acelerado. 

 

18. Orinar frecuentemente. 

 

19. Menor deseo sexual o menor desempeño sexual. 

 

20. Ansiedad excesiva, preocupación, sentimientos de culpa y nerviosismo. 

 

21. Experimentar con frecuencia frustración, ira y pensamientos hostiles. 

 

22. Depresión.

 

23. Cambios de humor radicales y constantes.

 

24. Aumento o decremento del apetito.  

 

25. Insomnio, pesadillas o sueños perturbadores.

 

26. Sentir una avalancha de pensamientos difícil de detener.

 

27. Dificultad para concentrarse.

 

28. Olvidos, falta de organización, confusión y problemas para aprender cosas nuevas. 

 

29. Dificultad para tomar decisiones importantes.

 

30. Sentirse agobiado. 

 

31. Sentimientos de soledad y de poca valía. 

 

32. Falta de interés en cuidar la apariencia personal.

 

33. Irritabilidad, frustración, sentirse al borde todo el tiempo. 

 

34. Reaccionar desproporcionadamente frente a los pequeños incovenientes cotidianos. 

 

35. Mayor número de pequeños accidentes.

 

36. Conducta obsesiva o compulsiva. 

 

37. Menor productividad y eficiencia en el trabajo. 

 

38. Problemas para comunicarse y compartir con otros.

 

39. Actitud defensiva. 

 

40. Aislamiento social, falta de interés en socializar. 

 

41. Compras compulsivas o apuestas. 

 

Si después de leer esto te das cuenta de que estás más estresado de lo que imaginaste no te preocupes, esa no es la solución. Sólo nótalo, deja de huir, respira profundamente y percibe tu respiración, las sensaciones de tu cuerpo, la ropa que traes puesta, el lugar donde te encuentras. No pienses en el futuro ni en el pasado, sólo respira suavemente por unos minutos.  Este puede ser el inicio de una vida más saludable, sólo es una cuestión de cambiar hábitos que no te hacen bien por hábitos capaces de beneficiar tu salud y contribuir a tu desarrollo integral. Empieza por donde quieras: ejercicio, alimentación, meditación, etc. Todos son caminos válidos; lo más importante es empezar. 

 

Te puede interesar: ¿Por qué la relajación es el primer paso a la iluminación?

 

Con información de Stress

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Presentas alguna o varias de estas señales? ¿Cómo manejas tu estrés?

Te podría interesar

Te podría interesar

cuerpo/los_7_mejores_consejos_para_aliviar_el_estres