10 tips para cuidar tus bacterias

Harmonía / 2016-09-20

Toda la superficie de nuestro cuerpo, piel, uñas y cabello, está cubierta por miles de millones de microorganismos que conforman un verdadero ecosistema llamado microbiota. La microbiota humana está conformada por un estimado de 100 trillones de células, por lo menos tres veces más que el número de células humanas, por lo que incluso podría ser más apropiado ver nuestro cuerpo como un “súper organismo” compuesto por varios microorganismos que mantienen relaciones de simbiosis.

 

Del 70 al 80% de la microbiota humana se concentra en el intestino y se conoce como microbiota intestinal. Recientes descubrimientos confirman que ésta se conforma en los primeros meses de vida de las personas y se convierte en una especie de huella digital única que determinará su salud en el futuro. Se ha descubierto que la mayoría de las personas con problemas de salud presentan un desequilibrio en su microbiota intestinal. Si deseas cuidar el equilibrio de tu microbiota, te damos 10 tips básicos:

 

  1. Aumenta el consumo de verduras y frutas en tu dieta
  2. Incluye el consumo de alimentos que aporten probióticos como los lácteos fermentados (yoghurt)
  3. Evita el tabaco y el alcohol
  4. Realiza al menos 150 minutos de actividad física a la semana, de preferencia hazlo con intensidad moderada (30 minutos, 5 veces a la semana)
  5. Selecciona los mejores alimentos al ir de compras. Sólo debes conocer la información que contienen las etiquetas de lo que consumes
  6. Selecciona alimentos de alto valor nutrimental que contengan vitaminas y minerales
  7. Reduce las calorías disminuyendo el consumo de alimentos con alto contenido de grasa y azúcares añadidos
  8. Consume mínimo dos litros de agua simple al día, es importante mantenerte hidratado mediante su consumo.
  9. Mantén un peso saludable. El exceso de peso y grasa corporal aumenta las probabilidades de presentar malestares digestivos
  10. Cocina con recetas saludables, por ejemplo, preparaciones asadas, cocidas, a la plancha, a la parrilla, al horno o empapelado. Evita los alimentos fritos, capeados, empanizados o rebozados

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: