10 señales de que tienes un temperamento adictivo

Harmonía / 2017-05-08

Comencemos aclarando un punto: según la Organización Mundial de la Salud, una adicción es una enfermedad física y psicoemocional en la que se crea dependencia o necesidad a cierta sustancia, actividad o relación. Para poder hablar de dependencia física y psicológica las personas presentan tres o más de los siguientes criterios en un periodo de 12 meses:

 

  1. Fuerte deseo o necesidad de consumir la sustancia (adicción).
  2. Dificultades para controlar dicho consumo.
  3. Síndrome de abstinencia al interrumpir o reducir el consumo.
  4. Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo. (Inversión de tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia).
  5. Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales. 

 

Lee: 10 importantes señales de que debes controlar tu consumo de una sustancia

 

Según la psicología, es posible que algunos temperamentos presenten una mayor tendendencia a desarrollar adicciones que otros y esto tiene que ver con la capacidad de manejar las emociones. La conducta dolosa o vengativa, la impulsividad, la falta de autocontrol y la ira podrían indicar que una persona es proclive a adoptar actitudes codependientes. Si te identificas con más de una de las siguientes situaciones, puede ser que tu temperamento tenga tendencia a desarrollar una adicción:

 

  1. Si alguien te hace enojar, lo insultas de inmediato o lo agredes físicamente.
  2. Te cuesta mucho trabajo calmarte cuando estás molesto.
  3. Si empiezas a ver una serie no puedes parar y puedes quedarte sin dormir hasta que la terminas.
  4. Dejas de comer hasta que empiezas a sentirte mal físicamente.
  5. Te has arrepentido de muchas decisiones que tomas sin pensar.
  6. Crees que la justicia consiste en que si alguien te hizo sufrir, debe sufrir en la misma medida.
  7. Tus amigos y familiares saben que lo que dices enojado "no lo dices en serio".
  8. Si te peleas con algún amigo pueden pasar años y seguirás molesto.
  9. Cuando alguna actividad de apasiona, renuncias a todas las demás y sólo te dedicas a ella.
  10. Tienes arranques violentos cuando estás enojado: patear cosas, golpear paredes, etcétera.

 

Recuerda que no estamos predestinados a nada en esta vida y que el control sobre tu vida lo tienes tú mismo. Si sientes que podrías estar atrapado en un círculo adictivo, acabas de dar el primer paso y el más importante para tu recuperación: reconocerlo.

 

Te interesa: 5 formas de erradicar una adicción

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar