Sal de tu zona de confort y deja que tu vida te sorprenda

Harmonía / 2017-01-12

Hay pocas cosas más incómodas que sentarnos en una habitación llena de extraños. Lo curioso es que en ese momento nos damos cuenta de que la vida transcurre aun sin que nosotros participemos de ella (claro, porque vivimos pensando que todo gira a nuestro alrededor). ¿Sabes lo que es la zona de confort? Es aquel círculo social y de alguna forma geográfico donde sueles desarrollarte a placer: tu familia, tu trabajo, tu escuela, tus espacios recreativos.

La zona de confort es un lugar donde piensas que eres único y real, un espacio que identificas como mágico porque es lo único que existe para ti. ¿Y si llegaras a una habitación llena de extraños? Como por ejemplo un consultorio médico, ¿qué pensarías? Es profundamente incómodo asistir a un lugar donde nadie te conoce, por ejemplo un nuevo empleo. Un lugar donde no eres absolutamente nadie. Un lugar donde llevas todas las de perder, pero al mismo tiempo, un lugar donde tienes una nueva oportunidad. Salir de tu zona de confort te dará la opción de presentarte como un individuo distinto del que eres, uno más real y quizá verdadero. ¿A que eso no lo habías advertido?

Es complicado salir de la zona de confort y arrojarse a un lugar desconocido, pero una vez que lo haces desarrollas capacidades que no sabías que estaban ahí. Estas son algunas de las cosas que pueden pasar si decides ir más allá de lo conocido y lanzarte a la aventura:

1. Salir de tu zona de confort forzosamente te hará conocer nuevos temas y nuevas cosas.

2. Llegar a un nuevo contexto hará que desarrolles habilidades que no sabías que tenías o que potencialmente tenías dormidas.

3. Si sales de tu zona de confort el mundo se ampliará, porque conocerás nuevas personas.

4. Cuando sales de tu zona de confort, entenderás de otra manera la vida y la realidad. Quizá no era como pensabas.

5. Tu zona de confort es un espacio seguro y tranquilo, quizá hasta aburrido. Afuera recuperarás la sensación de lo excitante.

6. La zona de confort no deja de ser tu casa, tu cuarto; como cuando asististe por primera vez al jardín de niños, descubrirás que hay una diversidad asombrosa.

7. Si dejas tu zona de confort, quizá puedas entender cómo funciona el mundo.

Seguramente y si estás dispuesto, dejar la zona de confort hará que descubras las sorpresas de la vida. Hará que, además, te enfrentes a nuevos restos y tengas más posibilidades de desarrollarte como persona. Como lo dijimos, la zona de confort es parecida a tu casa: si quieres descubrir el mundo, tienes que salir de ella.

 

Con información de Tiny Budddha

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Estás listo para salir de tu zona de comfort?