5 formas de practicar la paz en la vida diaria

Harmonía / 2016-12-09

La paz, ese concepto tan lejano a nuestros tiempos… ¿o no? Aunque si vemos las noticias un día cualquiera podemos sentir que el mundo dejó de tener sentido y que la violencia domina por encima de la paz, queremos recordar que la paz es una actitud que puede llevarse a cabo en cada una de nuestras acciones del día a día. Para ello, te invitamos a que pongas a prueba estas cinco formas de practicar la paz en la vida diaria.

 

1. Sé atento y detallista

Al igual que tú, las personas que te rodean también sienten una necesidad de paz. La buena noticia es que tú puedes ayudarles a encontrarla. Por ejemplo, sé detallista. Si un amigo te cuenta que desde hace días tiene ganas de comer chocolate, ¿no te gustaría ser tú quien lo sorprenda con una rebanada de pastel? A veces los pequeños obsequios pueden dar mucha alegría y calma a los demás.

 

2. Lee sobre personas ejemplares

Si buscas inspiración, puedes leer biografías de personas ejemplares que te ayudarán a practicar la paz en el día a día. Por ejemplo, Martin Luther King, Norman E. Borlaug, Teresa de Calcuta, Adolfo Pérez Esquivel, Nelson Mandela, Malala Yousafzai y muchos más.

 

3. Idealiza y actúa

Imagina cómo sería la paz en un mundo ideal. No importa qué tan extrañas te puedan parecer tus ideas. Una vez que diseñes en tu mente las características de un mundo en paz, practica todos esos ideales en tu vida diaria de las formas en que puedas hacerlo. ¡Aprovecha todas las oportunidades para ejercer tu pensamiento!

 

4. Dona y coopera

Participa en asociaciones que se encuentren en tu comunidad que fomenten la paz. Puedes hacerlo donando dinero, compartiendo tu tiempo o dando parte de lo que tienes. Investiga qué grupos existen a tu alrededor, seguro hay varios. Por ejemplo, encuentra un asilo donde puedas visitar a las personas mayores o una casa hogar donde puedas donar esos vestidos que ya no te quedan.

 

5. Mantén la paz contigo mismo

Aunque este punto es el último en la lista, sin duda debe ser el primero en tus prioridades. Mantener la paz contigo mismo significa dejar de culparte, criticarte y juzgarte. Piensa que todo lo que haces está bien y observa lo valioso que eres. Cuando sientes paz contigo, entras en sintonía con la paz universal.

 

Sobre todo, recuerda ser empático y amable con todas las personas y contigo mismo. El amor es el núcleo de la paz y la mejor forma de encontrarlo es practicándolo. ¿Te animas?

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿De qué forma practicas la paz en tu vida?
¿Cómo imaginas un mundo en paz?

Te podría interesar

Te podría interesar

comunidad/cultiva_la_empatia_5_cosas_que_debes_saber_sobre_los_migrantes